Despliega el menú
Huesca

huesca

Piden 53 años de cárcel para una banda que asaltó 74 casas en Huesca y Cataluña

La Audiencia de Huesca dejó ayer visto para sentencia el macrojuicio después de seis días y más de 70 testigos. Los seis acusados, cinco de ellos albaneses, se enfrentan a penas de entre 17 años y medio y 3 años y medio.

El macrojuicio se prolongó durante seis días en la Audiencia de Huesca.
El macrojuicio se prolongó durante seis días en la Audiencia de Huesca.
Rafael Gobantes

La Audiencia de Huesca dejó este jueves visto para sentencia el macrojuicio contra una presunta banda de delicuentes que asaltó 74 casas en Huesca y Cataluña entre junio de 2017 y enero 2018. En uno de ellos, en Solsona (Lérida), llegaron a apalear a uno de los moradores. Los seis procesados (cinco de origen albanés y otro español) se enfrentan a penas que suman 53 años de cárcel.

Tras seis días de juicio y más de 70 testigos, el juicio se cerró el jueves. La fiscal modificó su escrito provisional para rebajar ligeramente las condenas solicitadas. Para los dos presuntos cabecillas solicita al final 17 años y medio y 16 y medio, respectivamente, por un delito continuado de robo con fuerza en casa habitada, otros dos de tentativa de robo con violencia y otro de lesiones. A los otros cuatro acusados les pide entre 3 años y medio y 5 años y medio por delitos continuados de robo o receptación. Para los procesados albaneses plantea que un tercio de las condenas se sustituyan por su expulsión de España y su prohibición de regresar durante 10 años. En caso de que el tribunal no aprecie ninguno de esos cargos, reclama al menos un delito de pertenencia a grupo criminal, castigado con entre 6 meses y dos años.

Esta operación Basilence –un juego de palabras que hace referencia a Barbastro (Ba) por ser el primer robo cometido por la banda y el término inglés ‘silence’ por la capacidad de entrar sigilosamente en las viviendas para robar en tiempo récord joyas y dinero– fue desarrollada conjuntamente por la Guardia Civil y los Mossos d’Esquadra durante un año.

En Huesca, los robos se cometieron en Monzón, Barbastro, Estadilla, Fonz, Binéfar, Binaced, Albalate, Belver de Cinca, Almudáfar, Fraga, Castejón del Puente, Esplús, Nueno, Chimillas y Banastás. Elegían preferentemente casas de urbanizaciones y también robaban vehículos de alta gama que luego utilizaban en los asaltos.

En su informe final, la fiscal reconoció que había faltado una "prueba rotunda" de la participación de los acusados en los hechos, pero que había "sospechas e indicios suficientes" para asegurar que habían sido los autores como vigilancias, seguimientos con gps, intervenciones telefónicas, efectos recuperados, recibos de transferencias bancarias...

Las defensas, representadas por los letrados Olga Oseira, Javier Campo y Alejandro Sarasa, pidieron la absolución de sus clientes incidiendo en que ni en las casas asaltadas ni en los coches robados hallaron "ni una sola huella ni ADN", y que tampoco fueron identificados por testigos en ruedas de reconocimiento ni sorprendidos in fraganti por la Guardia Civil o los Mossos durante el año que duró la investigación.

En el macrojuicio también han intervenido los abogados Beatriz Alquézar y Alberto Delgado en nombre de dos compañías aseguradoras para reclamar el dinero abonado a sus clientes como perjudicados por los robos.

Etiquetas
Comentarios