Despliega el menú
Huesca

huesca

Rescatan de madrugada a dos escaladores enriscados a 150 m en los Mallos de Riglos

Los especialistas tuvieron que montar rápeles de noche para auxiliar a los dos jóvenes, vecinos de Zaragoza y de Pamplona, respectivamente, cuyas cuerdas se habían quedado bloqueadas durante el descenso.

Imagen del rescate nocturno en los Mallos de Riglos, que se alargó hasta las 5.00 de la madrugada.
Imagen del rescate nocturno en los Mallos de Riglos, que se alargó hasta las 5.00 de la madrugada.
Guardia Civil

Especialistas de la Guardia Civil han rescatado este madrugada a dos jóvenes escaladores de 24 y 26 años, vecinos de Pamplona y Zaragoza, que se habían quedado colgados a 150 metros del suelo en los Mallos del Riglos. La operación de auxilio ha durado casi 8 horas, prolongándose hasta las 5.00 de la madrugada. 

Según han informado desde la Guardia Civil, sobre las 21.00 del domingo llegó un aviso a la Central 062 comunicando que dos personas se encontraban enriscadas a mitad de pared de escalada en el Mallo Pisón de Riglos, en el término municipal de Las Peñas de Riglos. 

Los especialistas contactaron por teléfono con los escaladores, quienes les explicaron que habían realizado la vía 'Hechizos del Viento' y habían intentado bajar por la vía 'Tangerine Dream', situadas en la cara norte del Mallo Pisón de Riglos. En total, 300 metros de escalada con una dificultad máxima de 6C. Y en un momento del descenso, las cuerdas se habían bloqueado, no pudiendo recuperarlas y continuar descendiendo, por lo que se encontraban en la repisa de una reunión a unos 150 metros del suelo.

Inmediatamente se activó a especialistas del Ereim de Huesca, que salieron en vehículo oficial al lugar. Una vez en la zona, lograron ver la luz del teléfono móvil de los enriscados, haciéndose una idea del lugar donde se encontraban, iniciando la aproximación a pie hasta la cima. 

Tras realizar varios rápeles, los socorristas de la Guardia Civil se dispusieron a escalar la ultima parte hasta la cima del Mallo Pisón, y a continuación, empezaron a descender los 300 metros de pared mediante rápeles también hasta tener contacto con los escaladores enriscados. Una vez valorado su estado físico y anímico, iniciaron todos juntos el descenso hasta el suelo. Allí se les volvió a proporcionar agua y se les trasladó hasta su vehículo particular, finalizando el rescate a las 5.00 con los dos jóvenes sanos y salvos.

Las personas rescatadas son dos varones, uno de 24 años vecino de Pamplona y el otro de 26 años vecino de Zaragoza.

Etiquetas
Comentarios