Despliega el menú
Huesca

huesca

Fomento da vía libre para iniciar la mejora de la N-260 entre Campo y el Ventamillo

El Ministerio ha cumplido el último trámite necesario con la formalización del contrato adjudicado a Dragados por 35,6 millones de euros. Tiene un plazo de 38 meses por lo que tendrá que estar lista a finales de 2022.

La cabecera de la manifestación que reivindicó ayer la mejora en la carretera N-260, a su paso por el congosto del Ventamillo.
El valle de Benasque lleva años clamando por la mejora en la carretera N-260.
Ángel Gayúbar

Las esperadas obras de mejora de la N-260 en los 12 kilómetros entre Campo y el Congosto del Ventamillo, donde hay tramos en los que no se pueden cruzar dos camiones al mismo tiempo, ya tienen vía libre para poder arrancar. El Ministerio de Fomento ha cumplido con el último trámite administrativo necesario haciendo oficial la formalización del contrato adjudicado a la empresa Dragados por 35,6 millones de euros.  

La Mesa de Contratación de la Secretaría de Estado de Infraestructuras, Transportes y Vivienda del Ministerio ya propuso a Dragados para la ejecución del proyecto al ser la mejor valorada entre las 23 ofertas económicas presentadas, con una rebaja del 23% sobre el precio base de licitación (46,3 millones). Y aunque se adjudicó el 11 de julio, no se ha podido formalizar hasta ahora, una vez cerrados los plazos de posibles recursos. 

Además, Fomento también ha adjudicado recientemente el contrato para el control y vigilancia de las obras a la empresa Ingeniería de Trazados y Explanaciones por algo más de un millón de euros.

El proyecto de acondicionamiento tiene un plazo de ejecución previsto de 38 meses por lo que, si se cumplen, la mejora debería estar lista a finales del año 2022

Fomento resalta que "se trata de una carretera de montaña que discurre por un espacio natural de elevado interés ambiental y acusada fragilidad, por lo que el diseño de la actuación presta especial cuidado a las restricciones medioambientales".

En este sentido, La solución proyectada consiste en la ampliación de la plataforma de la N-260 pasando de una anchura actual de entre 4,5 y 6 metros a los 8. La ocupación y el impacto en las zonas más conflictivas que discurren junto al río Ésera se minimizarán mediante la construcción de voladizos apoyados y anclados a la roca. También se dotará a la carretera de sobreancho en las curvas. De esta manera se facilitará el cruce de dos vehículos pesados o autobuses.

Además, se construirán dos túneles de 265 m y 540 m de longitud. Las obras incluyen la mejora del firme en el congosto del Ventamillo (388 al 391) donde por razones ambientales se conserva el trazado. También se reurbanizará la travesía de Seira.

Etiquetas
Comentarios