Despliega el menú
Huesca

HUESCA

Rompen la ventanilla de un coche para salvar a un perro casi desfallecido por el sofocante calor en Alquézar

Unos viandantes optaron por esta drástica medida al ver que las condiciones del can estaban empeorando con 33 grados en el exterior. La Guardia Civil denunció al propietario, muy afectado por el error cometido.

Los agentes del Seprona localizaron al propietario gracias al microchip del perro.
Los agentes del Seprona localizaron al propietario gracias al microchip del perro.
Guardia Civil

La Guardia Civil denunció el fin de semana en Alquézar al propietario de un perro por dejarlo encerrado dentro de un coche con 33 grados en el exterior. Unos viandantes que se percataron de que el can estaba casi desfallecido por el intenso calor optaron por romper la ventanilla del vehículo para liberarlo y darle agua.  

El aviso llegó sobre las 16.30. El 112 SOS Aragón informó a la central 062 de la Guardia Civil de la existencia de un perro encerrado en un vehículo en un aparcamiento de la localidad de Alquézar. Una patrulla se personó en el lugar, donde había una temperatura de 33 grados, localizando un can atado con una cuerda a un árbol y con un bebedero improvisado. A escasos metros había un vehículo con la ventanilla trasera rota.

Tras entrevistarse con varias personas que había en la zona, les explicaron que varios viandantes, al observar al perro en el interior del vehículo, habían dado aviso a la Guardia Civil, pero dado que el animal se encontraba cada vez en peores condiciones, con espuma en la boca y casi desfallecido debido al calor, optaron por romper la ventanilla y sacarlo al exterior, remojándolo y dándole agua. Los excursionistas se habían tenido que marchar del lugar, por lo que dejaron al perro sujeto al árbol hasta que llegaran los agentes.

El personal del Seprona, una vez que confirmaron que el perro se encontraba mejor, procedieron a la lectura de su microchip y comprobaron en la base de datos que procedía de la Comunidad Foral de Navarra, por lo que se realizaron las gestiones oportunas a través de la central 062 de la Guardia Civil para localizar a su propietario. Este se personó en el lugar visiblemente afectado por el error cometido, indicando que habían dejado las ventanillas entreabiertas porque no podían llevar al animal al lugar donde se encontraban.

Los agentes indicaron al propietario que se iba a proceder a formular denuncia ante el servicio provincial de Medio Ambiente, por una supuesta infracción a la Ley 1/2019 de protección animal de Aragón.

Rescate de un perro malherido en Hoz de Jaca

Al día siguiente, sobre las 12.30, se recibió una llamada a través del 112 SOS Aragón en la central 062 de la Guardia Civil de Huesca informando que una familia que se encontraba realizando una ruta senderista por las cercanías de Hoz de Jaca solicitaba ayuda al haberse caído su perro varios metros por un terraplén, tras lo cual habían perdido el contacto visual y no podían auxiliarle. 

Aprovechando la presencia de una patrulla del Ereim de Panticosa en una zona cercana, se desplazaron al lugar en vehículo y tras localizar a la familia extrajeron rápidamente al perro del barranco y lo trasportaron hasta una pista asfaltada desde donde fue llevado por sus dueños a un veterinario.

Un especialista de la Guardia Civil llevando en brazos al perro accidentado.
Un especialista de la Guardia Civil llevando en brazos al perro accidentado.
Guardia Civil
Etiquetas
Comentarios