Despliega el menú
Huesca

Medio Ambiente 

Cataluña responde a Aragón que la introducción del oso fue de acuerdo
con las administraciones pirenaicas

El departamento de Desarrollo Rural y Sostenibilidad reitera que no hay ningún convenio de colaboración ni protocolo firmado por el Ejecutivo aragonés en relación a la colaboración con estos programas de reintroducción.  

Olona, en el centro, durante su encuentro en Plan con ganaderos y alcaldes de Sobrarbe
Olona, en el centro, durante su encuentro en Plan con ganaderos y alcaldes de Sobrarbe
Rafael Gobantes

El consejero de Territorio y Sostenibilidad de la Generalitat de Cataluña, Damià Calvet, ha respondido este lunes al Gobierno de Aragón, que mostraba por carta su desacuerdo con la reintroducción de osos foráneos en el Pirineo, que el proyecto Piroslife cuenta con el apoyo de la Unión Europea (UE) y el beneplácito de las administraciones estatales y regionales afectadas. 

Es la contestación a la misiva enviada por el consejero de Desarrollo Rural y Sostenibilidad, Joaquín Olona, al gobierno catalán para que este se haga cargo del oso Goiat, responsable de varios ataques en la zona de Sobrarbe. A este respecto, desde el departamento se reitera que "no hay ningún convenio de colaboración ni protocolo firmado por el Gobierno de Aragón en relación a la colaboración con estos programas de reintroducción". "El único compromiso que hay es una carta firmada por un director general del año 2013", recuerdan. 

El pasado viernes, desde la consejería se precisó que "ni el consejero, ni después el Consejo de Gobierno ha aprobado durante las dos últimas legislaturas ningún convenio marco ni protocolo de colaboración. Además, las posiciones políticas expresadas por un director general del gobierno anterior en nada comprometen al actual en funciones". 

En una carta dirigida al consejero de Desarrollo Rural y Sostenibilidad del Gobierno de Aragón, Joaquín Olona, Calvet se ha mostrado "abierto a compartir experiencias y colaborar" a todos los niveles en los dispositivos previstos en el Protocolo de intervención con osos en los Pirineos, que es de aplicación tanto en Cataluña como en Aragón.

Pese a ello, el consejero ha recordado a su homólogo que la introducción de algunos ejemplares de Eslovenia, como Goiat, en el Pirineo fue un proyecto liderado por Francia en 1996 con el apoyo de la Comisión Europea y con el acuerdo del Estado y de todas las administraciones pirenaicas afectadas. "Nuestra participación en este proyecto no es diferente que la del resto de administraciones y en todo caso es solidaria con el conjunto de éstas", ha subrayado Calvet.

El consejero ha propuesto una cumbre conjunta entre las diversas administraciones implicadas para avanzar en las medidas de prevención para garantizar la convivencia de la ganadería con el oso pardo. En este sentido, Joaquín Olona llamó también el pasado viernes al Ministerio para Transición Ecológica para propiciar este encuentro y ya hay prevista una reunión en agosto.   

Sobre la polémica por el oso Goiat, ha insistido en que "el posicionamiento de Cataluña es inequívoco", y ha reiterado que su comportamiento responde al de un depredador atípico, que no agresivo, ante lo que no descarta ninguna medida, como la de capturarlo o extraerlo del medio.

Este consenso intergubernamental es el que se alcanzó en la elaboración del Protocolo de intervención de osos en los Pirineos, impulsado por la Generalitat y "preparado y tramitado en un tiempo récord", ha resaltado Calvet. Y ha insistido en que fue el Grupo de Trabajo del Oso pardo, integrado por Aragón, el Ministerio de Transición Ecológica, Navarra, Catalunya y el Aran, el encargado de redactarlo y que fue sometido a consulta de todas las administraciones implicadas y aprobado en noviembre de 2018.

Etiquetas
Comentarios