Despliega el menú
Huesca

El Parque Cultural del Río Vero dedica un espacio a Vicente Baldellou en Alquézar

El acto, reunió a la madre de este barcelonés pero altoaragonés de corazón, a su hijo y nieta, entre otros familiares y muchos amigos.

Familiares de Vicente Baldellou.
Familiares de Vicente Baldellou.
J.L.P.

Junto al cañón del río Vero, bajo el imponente castillo colegiata de Alquézar del siglo IX y al amparo de los abrigos rupestres que el malogrado Vicente Baldellou descubrió a finales de los 70 y en la década de los 80. Ésta plaza ya recibe su nombre desde hoy y es también la puerta de entrada para recorrer el parque cultural del Río Vero y conocer las pinturas rupestres de los artes levantinos, esquemáticos y paleolítico, los tres estilos pictóricos de la península ibérica y que se albergan en este territorio de la sierra de Guara. El gran descubrimiento del entonces director del Museo Provincial de Huesca fue en los 90 declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO y hoy en día es uno de los principales atractivos de la comarca del Somontano.

La proliferación del turismo cultural en esta comarca ha permitido el asentamiento de la población y revertir la tendencia de abandono de los pueblos que se dio en la posguerra, como ha recordado este mediodía el presidente del parque cultural y alcalde de Alquézar, Mariano Altemir. Es por ello que el parque cultural y todo el territorio en general debía el más que merecido y muy emotivo homenaje que se brindó a la figura de Baldellou, dedicándole este espacio. Cinco hitos describen al visitante como fue este hallazgo y el tesoro del arte rupestre que atesora la parte más septentrional del Somontano y el sur del Sobrarbe. La información divulgativa ha contado con el asesoramiento del área de Prehistoria de la Universidad de Zaragoza, representada en este acto por la buena amiga Baldellou, la catedrática y arqueóloga Pilar Utrillas, una eminencia en la cueva de la Fuente del Trucho con pinturas de más de 30.000 años y que sigue deparando sorpresas. Utrillas reiteró la “bonhomía” y “generosidad” de un “barcelonés que se ganó la amistad de numerosos oscenses”.

Los hitos cuentan con iluminación y están traducidos al francés y al inglés. Su presupuesto ha sido de 25.000 euros.

La maestra de ceremonias de este homenaje ha sido la gerente del parque y también arqueóloga Nieves Juste, que participó en varias campañas con Baldellou. En sus palabras, al igual que en las de Utrillas y Altemir, se ha glosado la figura de un académico ‘sui generis’, un director de Museo que disfrutaba marchándose a realizar excavaciones y generoso al brindar a compañeros o estudiantes sus descubrimientos para que pudieran elaborar sus tesis doctorales.

El acto, reunió a la madre de este barcelonés pero altoaragonés de corazón, a su hijo y nieta, entre otros familiares y muchos amigos, como sus sucesores al frente del Museo Provincial, representantes del Instituto de Estudios Altoaragoneses, de la Universidad de Zaragoza, de la UNED donde se sigue impartiendo un curso de verano que él mismo dirigió, o de las comarcas del Somontano y del Sobrabre, como alcaldes o el vicepresidente Daniel Gracia.

Tres melodías muy apreciadas por Baldellou, entre ellas ‘Mediterráneo’ de Serrat para recordar sus orígenes, pusieron el broche a una jornada en la “se ha llorado por dentro”, como decía Juste.

Acto en Alquézar en comemoración a Vicente Baldellou.
Acto en Alquézar en comemoración a Vicente Baldellou.
J.L.P.

Altermir ha recordado que con esta inauguración se saldaba una deuda histórica con Vicente y ha puesto las notas de humor al recordar cómo consiguió convencer a pastores para que lo llevarán hasta los abrigos jugándose la vida sin conocimientos de escalada ni los medios técnicos que ahora disponemos. “Convenció al entonces alcalde de Alquézar en 1976 de que aquí podía haber pinturas muy valiosas y que la gente podía vivir en el territorio si se cuidaban”, señaló el actual alcalde.

Con estos paneles el visitante podrá tener una idea del nacimiento de este parque y su evolución “y podrá conocer cómo hemos llegado hasta aquí gracias al trabajo de Baldellou y su equipo. Los miles de personas que pasan por Alquézar conocerán la figura de Vicente y el arte rupestre del parque cultural”.

Etiquetas
Comentarios