Despliega el menú
Huesca

Ciclismo

A la conquista de los puertos míticos del Pirineo... sin ser ningún profesional

La marca italiana de componentes para bicicleta Campagnolo organiza un evento de cuatro días en el Valle de Tena para apasionados del ciclismo de carretera.

Todo aficionado al ciclismo sueña con conquistar los puertos más míticos del Tour de Francia. O de la Vuelta a España, por traernos el tema a nuestro terreno. Pero claro, no es lo mismo sufrir la paliza por tu cuenta, que sintiéndote parte de un equipo, tratando de integrarte en el pelotón y permitiéndote el lujo de sentir que tiras de vez en cuando pero sabiendo que siempre podrás dedicarte a 'chupar rueda' si lo necesitas.

Ante todo, dejemos claro que el término 'aficionado' no está aquí del todo bien usado, pues el reto al que se van a enfrentar una veintena de amantes de la bici a finales de este mes (del 27 al 30 de junio) no tiene nada de pequeño.

El Valle de Tena, lugar elegido para el 'Pirineos con Campagnolo'

La marca italiana Campagnolo ha elegido el aragonés Valle de Tena para organizar el único evento de ciclismo no profesional que impulsa la casa en España: cuatro días, 488 kilómetros y más de 12.000 metros de desnivel positivo acumulado que incluyen el Portalet, el Somport, el Marie Blanque, el Petralba, el Cotefablo, el Aubisque... Una auténtica paliza que, aunque esté pensada y diseñada para el disfrute de amateurs, exige un mínimo bastante exigente de preparación física y aguante sobre la bici.

Con los triunfos del Giro de Italia todavía recientes (la marca fabrica los componentes de las bicicletas del equipo Movistar, que ha ganado esta edición) Campagnolo Ibérica pretende, con esta edición del 'Pirineos con Campagnolo', fomentar el ciclismo de disfrute en España.

Empezó ya hace unos años organizando un evento para recorrer en equipo desde Roncesvalles el Camino de Santiago. Tras tres ediciones seguidas peregrinando, los fieles empezaron a pedir un cambio y trasladaron el encuentro anual a los Dolomitas italianos, la cuna de la firma. El año pasado, el evento volvió a España y desembarcó por primera vez en el Pirineo, con Tramacastilla de Tena como campo base.

"El Pirineo aragonés tiene mucho atractivo, un montón de puertos bonitos y zonas importantes conocidas por carreras muy míticas", cuenta David Ibáñez, director de Campagnolo Ibérica.

Cómo es el 'Pirineos con Campagnolo'

La esencia de este evento es, en parte, la exclusividad. Se ofrecen menos de 20 plazas y los participantes se convierten durante esos días en un equipo que solo tiene que llevar su bici y preocuparse de pedalear y disfrutar. La inscripción incluye la equipación completa (maillot, culotte y chaleco), el alojamiento, la asistencia en ruta, el acompañamiento de guías, la revisión diaria de los equipos, avituallamientos, traslado hasta los puntos de inicio y final de cada etapa al hotel, servicio de lavandería diario y comidas. "Todo lo que tendría a su alcance un ciclista profesional pero desde el punto de vista amateur".

De momento ya hay una quincena de inscritos que se alojarán en el hotel El Privilegio de Tena, ubicado en Tramacastilla de Tena y regentado por el matrimonio integrado por Anabel Costas y Juan Ignacio Pérez. Él, de hecho, también es un apasionado del ciclismo y tiene algo de culpa en el hecho de que la marca decidiese traer a Aragón este encuentro de cicloturistas.

"Yo participé en el evento en Dolimitas. El problema es que ese resultaba un poco complicado para ir desde España porque implicaba invertir ocho días... así que le propusimos al distribuidor español hacer algo aquí un poco más corto. Por nuestra parte es una apuesta por desestacionalizar el turismo de la zona y fomentar un mercado diferente", expone Pérez.

Por parte del hotel, se encargan del alojamiento, la lavandería y de ofrecer desayunos y cenas adaptados a los esfuerzos que les esperan cada día a estos apasionados del ciclismo. Apasionados muy entregados que están dispuestos a pagar 700 euros por una aventura de cuatro días en la que sentirse como profesionales... pero entre amigos.

"El perfil el año pasado fue de gente de entre 40 y 60 años. Vino incluso uno de 70. Gente que está muy preparada pero que se lo toma con tranquilidad y no quiere imprevistos. Van con guías y les acompaña una furgoneta con ropa de abrigo, recambios de bicicleta, etc.", especifica el gerente del hotel. Desde Campagnolo Ibérica su director también insiste en que la ruta es asequible, pues se espera a todos los participantes en los avituallamientos y hay guías masculinos y femeninos a distintos ritmos.

"Creemos que todo el tema del ciclismo tiene muchísimo potencial... -expone Pérez-. Además, en Aragón tenemos la suerte de contar con una carretera con puertos muy importantes que la gente conoce por las carreras y eso es algo que tenemos que saber aprovechar".

Etiquetas
Comentarios