Huesca

huesca

La CHE reconstruirá en Bielsa por fin un muro junto al río denunciado hace 33 años

El organismo ha adjudicado por 635.000 euros las obras, que han estado bloqueadas por un largo litigio judicial.

Tramo del muro que va a ser reconstruido ahora por la CHE y que derribó en su día una riada.
Tramo del muro que va a ser reconstruido ahora por la CHE y que derribó en su día una riada.
M. A. N.

Más de 30 años después de que la Confederación Hidrográfica del Ebro denunciara al Ayuntamiento de Bielsa por construir un muro de defensa en la margen derecha del río Cinca más cerca del cauce de lo autorizado, obligándole a demolerlo y retranquearlo hacia adentro, el organismo va a acometer por fin su reconstrucción con una inversión de 635.000 euros. Las obras han sido adjudicadas a la empresa Marco Infraestructuras y Medio Ambiente con un plazo de ejecución de cuatro meses.

Tal y como recoge la memoria del proyecto, la CHE autorizó en 1983 el levantamiento de este muro que en su día permitió crear un complejo deportivo municipal. Sin embargo, al comprobar que se había desviado del trazado permitido, requirió al Consistorio su demolición en 1986, una orden que nunca se ejecutó. Transcurrido un tiempo, el organismo de cuenca decidió asumir la actuación de forma subsidiaria y preparó un proyecto que incluía su reparación ya que una riada se llevó parte de la barrera.

Las obras llegaron a adjudicarse en diciembre de 2007, pero pocos meses después un vecino que consideraba que era una reconstrucción ilegal presentó una demanda contra el entonces presidente de la CHE, Rafael Romeo, su antecesor en el cargo, José Luis Alonso, y el alcalde de Bielsa, Antonio Escalona, entre otros, por supuestos delitos de prevaricación y contra la ordenación del territorio. El proceso judicial obligó a suspender la obra pero finalmente el Juzgado de Boltaña dictó una sentencia absolutoria.

La CHE redactó entonces un nuevo proyecto que mantenía la misma solución de 2007 pero con algunas mejoras, como recortar el pie del muro que invade el dominio público hidráulico. El fin último es ampliar el espacio fluvial y favorecer la capacidad de desagüe en la zona de confluencia de los ríos Cinca y Barrosa.

El alcalde Miguel Noguero se felicita de que por fin se acometan las obras "porque es un tema que lleva décadas enquistado". Los trabajos obligarán a reubicar la depuradora y las placas solares de las piscinas municipales, pero estas no se verán afectadas.

Etiquetas
Comentarios