Despliega el menú
Huesca

huesca

Los espacios nórdicos del Pirineo cierran contentos tras lograr el primer pleno

Todos los centros de Huesca han podido abrir al mismo tiempo por primera vez. Llanos del Hospital ha conseguido mantenerse abierto 138 días y Pineta ha triplicado el número de esquiadores de fondo.

Imagen del espacio nórdico del Balneario de Panticosa.
Imagen del espacio nórdico del Balneario de Panticosa.
Heraldo

A pesar de tener un débil comienzo, las grandes nevadas de finales de enero ayudaron a que los Espacios Nórdicos de Aragón hayan terminado la temporada con buenas sensaciones. A esto ha ayudado el buen tiempo, gracias al cual se han incrementado las visitas sobre todo durante los fines de semana. La Muela, en Teruel, ha sido el único que no ha podido abrir debido a la falta de nieve durante todos los meses de invierno.

El presidente de la Asociación, Mario García, ha resaltado que “gracias a las nevadas de febrero todos los Espacios Nórdicos del Pirineo estuvieron abiertos al mismo tiempo, dando una gran alternativa a los turistas para conocer el espacio que más encajara con sus preferencias”. “Ha sido el primer año que hemos estado abiertas todas las estaciones del Pirineo a la vez”, ha destacado.

El Espacio de Llanos del Hospital fue el único que pudo abrir la temporada a principios del mes de diciembre, cuando “llegamos a sufrir por la falta de ambiente de nieve, a pesar de tener casi todo el circuito abierto”. Sin embargo, este espacio ha logrado tener 138 días de apertura y lo más importante, la realización de todos los eventos programados con récord de participación.

Pineta, a pesar de haber estado abiertos menos días que la temporada pasada, ha notado un incremento de esquiadores de un 300 %, lo que demuestra la consolidación de este espacio como centro de referencia invernal en el valle de Bielsa. Durante esta temporada se han llevado a cabo trabajos de mejora de las instalaciones como la poda y desbroce de los circuitos para un mejor aprovechamiento de las pistas o la ampliación del circuito en la zona del Platet de la Rosca. También se ha mejora la caseta de recepción y alquiler sustituyendo el suelo y la puerta eliminando así humedades y peligros de deslizamiento e instalando porta bastones y esquís para una capacidad de 200 equipos.

En Balneario de Panticosa la temporada también ha sido un poco más corta que en años anteriores. Sin embargo, los meses que se ha trabajado han tenido un éxito absoluto. Sobre todo con escolares de las comarcas de Alto Gállego y Sobrarbe que apuestan cada vez más por el turismo sostenible de nieve del esquí nórdico.

Lizara ha visto también esta temporada como el buen tiempo animaba las visitas al espacio, sobre todo para la realización de paseos con raquetas de nieve y esquí de travesía.

Y Linza ha podido mantener también los eventos que año tras año lo están consolidando como un centro de referencia para la competición en materia de mushing y esquí de fondo.

Etiquetas
Comentarios