Despliega el menú
Huesca

huesca

Empiezan a reparar el puente colgante de Montrebei para reabrirlo en Semana Santa

La pasarela de 36 metros está cerrada desde noviembre por motivos de seguridad. La actuación, ejecutada por la empresa Prames, costará 50.000 euros.

a6deafca-ea26-4384-aed8-393dde960deb
El puente está cerrado desde el pasado mes de noviembre y está blindado para que no se cuelen los senderistas.
Prames

Los técnicos de la empresa Prames han empezado ya a trabajar en la rehabilitación integral del puente colgante que une las riberas aragonesa y catalana del Noguera-Ribagorzana, en el conocido camino natural de Montfalcó al congosto de Montrebei. La pasarela de 36 metros lleva cerrada desde noviembre por motivos de seguridad al detectarse unas clavijas sueltas.

Los trabajos contemplan una actuación general de toda la estructura y sus mecanismos de anclaje y sustentación, la revisión de las sirgas, el cambio de la tornillería y de las péndulas de las que cuelga el tablero, que se han cambiado por un sistema articulado que favorece el aspecto dinámico del puente, o la recalibración de los tensores.

Desde Prames señalan que se trata de un "repaso muy a fondo" de esta estructura que salva el río a la altura del barranco del Sigüe en una intervención de urgencia con el objetivo de que esté finalizada antes de las próximas vacaciones de Semana Santa, una época de notable afluencia turística a la zona. El proyecto tiene un presupuesto que ronda los 50.000 euros que será sufragado por las comarcas de Ribagorza y Pallars Jussà con el apoyo de las diputaciones provinciales respectivas.

Los responsables de los trabajos dejan claro que, pese a los problemas detectados en el puente, en ningún momento existió un peligro de colapso. No obstante, se constató que era urgente actuar para solventar estas deficiencias, motivadas en buena medida por la presión de los miles de usuarios que soporta.

Y es que este camino natural se ha convertido en un importantísimo factor de promoción turística, económica y social para las localidades vecinas de las dos riberas del Noguera-Ribagorzana. Desde su inauguración en 2013, con el reclamo de sus impactantes pasarelas colgadas sobre el abismo, ha atraído a miles de visitantes que han reactivado la economía de la zona.

Unos fallos en los anclajes y la tornillería de la estructura que soporta este puente colgante, más importantes de lo que se estimó en un primer momento, aconsejaron entonces su cierre para afrontar su rehabilitación integral. Inmediatamente se empezaron a estudiar las maneras de solucionar el problema y de afrontar el pago de las reparaciones. Finalmente, las dos comarcas por las que discurre el sendero se harán cargo de los gastos de los trabajos, aunque la del Pallars Jussà todavía tiene que dar el visto bueno oficial al acuerdo algo que, previsiblemente, se formalizará en su próxima sesión plenaria que tendrá lugar el 4 de abril.

El camino natural de Montfalcó al Congosto de Montrebei tiene un itinerario lineal de 4 kilómetros de longitud. Se adentra en una de las zonas más atractivas del valle del río Noguera-Ribagorzana, frontera natural entre Aragón y Cataluña, a su paso por la Sierra del Montsec para conectar, ya en la provincia de Lérida, con el sendero histórico de gran recorrido GR-1, en el tramo entre el Vall d'Ager y Puente de Montañana.

Hay dos pasarelas peatonales. Una de ellas, de 83 metros de longitud, permite ascender unos 33 metros en vertical; la otra, con un desarrollo de 62 metros en horizontal, cuenta con un desnivel en roca de unos 50 metros. Para salvar el río, en la cola del embalse de Canelles, se construyó el puente colgante sujeto de la actual actuación, sujetado por dos pórticos metálicos, uno en la orilla aragonesa y otro en la catalana.

Etiquetas
Comentarios