Despliega el menú
Huesca

huesca

"Aragón logró un Jurassic Park de verdad con el bucardo ya que se extinguió y volvió a nacer"

Un documental de Pablo Lozano cuenta la lucha estéril por salvar esta subespecie, que se llegó a clonar aunque la cría solo sobrevivió unos minutos.

De izquierda a derecha, el director del documental, Pablo Lozano, la diputada provincial de Desarrollo Territorial, Maribel de Pablo, y el consejero de Desarrollo Rural, Joaquín Olona.
De izquierda a derecha, el director del documental, Pablo Lozano, la diputada provincial de Desarrollo Territorial, Maribel de Pablo, y el consejero de Desarrollo Rural, Joaquín Olona.
Rafael Gobantes

'Salvar al bucardo' es el título de un documental que narra la lucha estéril de científicos, naturalistas e instituciones que se unieron durante años para tratar de impedir que se extinguiera esa subespecie de cabra pirenaica. Unos esfuerzos que resultaron infructuosos ya que el 6 de enero del año 2000 se encontró muerto al último ejemplar en el Parque Nacional de Ordesa. Tres años después, se consiguió clonar pero la cría solo sobrevivió unos minutos por problemas respiratorios.

"Aragón logró un Jurassic Park de verdad con el bucardo ya que se extinguió y volvió a nacer", valora Pablo Lozano, profesor de la Universidad de Zaragoza y director de este documental de 70 minutos de duración que se ha estrenado este miércoles en la Diputación Provincial de Huesca, dentro de los actos conmemorativos del centenario de Ordesa. A la proyección han asistido, entre otros, el consejero de Desarrollo Rural, Joaquín Olona, y la diputada provincial de Desarrollo Territorial, Maribel de Pablo

Lozano ha empleado cuatro años de investigación para conocer a todas las personas que estuvieron involucradas tanto en la fase que se estaba extinguiendo el bucardo como en la posterior clonación, "que fue un hito histórico científico porque se hizo algo en Aragón que no se ha hecho en ninguna parte del mundo, que un animal extinguido volviera a nacer, lo que cambia el paradigma de la ciencia".

El director ha asegurado que es "una historia de fracaso y de éxito, muy emotiva y que sin cerrarse del todo porque aún existen células vivas del bucardo por lo que aún puede ser clonado". En este sentido, ha advertido de que hay universidades de todo el mundo solicitando realizar este proceso, pero considera que deberían ser las instituciones aragonesas las que hicieran ese nuevo intento. 

Pablo Lozano espera que este documental sirva, por un lado, para que las administraciones se conciencien de que tienen que actuar "lo antes posible" ante cualquier especie en peligro de extinción ya que "el bucardo no se recuperó porque se llegó tarde", ha recordado; y, por otro, para poner en valor el "altísimo nivel" de los científicos aragoneses, "a los que si se les da la oportunidad, van a lograr recuperar ese especie", augura. 

De momento, se ha estrenado en cinco festivales de todo el mundo en los dos últimos meses y en uno de ellos, en Estados Unidos, quedó finalista con otros cinco documentales de habla no inglesa de mucho mayor presupuesto "porque es una historia apasionante que llama la atención", ha resaltado Lozano. Ha contado con el apoyo del Centenario de Ordesa y Monte Perdido y del Gobierno de Aragón, a través de Turismo de Aragón y del Departamento de Educación, Cultura y Deporte, así como de la Corporación Aragonesa de Radio y Televisión y el Ayuntamiento de Zaragoza.

El rodaje está localizado en el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido, el Parc National des Pyrénées, la Garcipollera, Jaca, Torla, Zaragoza, Mezalocha, León, Madrid y París. Sobre un guión de Pablo Lozano, la dirección de producción es de Marta Insa, con Carlos Castillo como autor de la banda sonora, Lorenzo Navarro en la producción musical y la narración de Xavi Fernández. Los operadores de cámara han sido Pablo Lozano, José Manuel Herráiz, José Manuel Hiniesto y Juanma González.

"Su clonación no es una prioridad política"

Mientras, el consejero Joaquín Olona ha coincidido con el director en que esta película narra "un ejemplo de lo que no debe pasar". Y en este sentido ha recordado que recientemente se ha aprobado la Estrategia Aragonesa de Biodiversidad que tiene entre sus objetivos frenar la pérdida de especies. "Es un reto político, social y económico comparable al cambio climático", ha subrayado.

Respecto a los embriones de bucardo que permanecen congelados a la espera de poder ser clonados, Olona ha reconocido que "no es una prioridad política". No obstante, espera que algún día se puedan desarrollar tecnologías que permitan recuperar especies extinguidas como el bucardo. 

Etiquetas
Comentarios