Huesca
Suscríbete por 1€

Un juzgado de Huesca paraliza cautelarmente la retirada del Sagrado Corazón de Monzón

El magistrado del Juzgado de lo Contencioso Administrativo nº 1 ha aceptado la medida cautelar presentada por el PP.

Sagrado Corazón de Monzón
Sagrado Corazón de Monzón
J.L.P.

Las obras para proceder a la retirada del Sagrado Corazón del castillo de Monzón tendrán que esperar a que haya una resolución judicial sobre la conveniencia o no de retirar esta escultura colocada a mediados del pasado siglo XX, como un regalo de la empresa Hidro Nitro Española a la ciudad.

El magistrado-juez del Juzgado de lo Contencioso – Administrativo número uno de Huesca ha aceptado la medida cautelar solicitada por el Partido Popular de Monzón en el recurso contencioso- administrativo contra el Ayuntamiento de Monzón sobre el proyecto de retirada de la imagen. De esta forma se paraliza hasta la resolución del recurso la retirada de la estatua.

Dicho proyecto lo había aprobado el equipo de Gobierno PSOE – Cambiar con el rechazo frontal de PP y PAR. Los populares llegaron a presentar una moción plenaria para que se suspendiera esta decisión y se optara por otras alternativas para que la escultura, un icono para muchos montisonenses, siguiera en su sitio sin deteriorar el castillo. Sin embargo, la propuesta no salió adelante y el PP optó por acudir a los tribunales.

Según un comunicado emitido este lunes por el PP, ante el requerimiento del Juez el equipo de Gobierno municipal reconocía que “en la actualidad no existe un riesgo grave e inmediato de que la estatua del Sagrado Corazón pueda causar daños graves a personas y cosas, razón por la cual el Ayuntamiento de Monzón puede aceptar la suspensión cautelar de los decretos impugnados”.

Según señalan desde el PP, el escrito presentado ante el Juzgado viene a confirmar las declaraciones del alcalde a un medio de comunicación local donde reconocía que “en la primera parte de la obra de la plaza de armas se encontró una subbase más consistente y sólida de lo esperado”.

El presidente de la junta local del Partido Popular en Monzón, Julián Alamán ha valorado muy positivamente “el trabajo que están realizando nuestros abogados coordinados por Jorge Español. La retirada que iba a ser cuestión de días para el alcalde, lleva ya más de un año parada. El tiempo nos va dando la razón poco a poco a los miles de montisonenses que defendemos la permanencia del Sagrado Corazón en su lugar original, el Castillo”.

Alamán ha calificado como “un éxito el paso dado y una gran satisfacción para todas las personas y entidades que se sumaron a la iniciativa de la plataforma 'Por un castillo con corazón'. Ahora debemos esperar una sentencia definitiva del Juzgado, digamos que hemos ganado la primera batalla”.

Para el Partido Popular la imagen del Sagrado Corazón es parte inseparable del Bien de Interés Cultural, como así lo menciona el plan director.

La reacción del alcalde Burrell

Por su parte, el alcalde de Monzón, Álvaro Burrell (PSOE), ha salido al paso del comunicado del PP desmintiendo los argumentos dados en relación al posible traslado del Sagrado Corazón. El alcalde asegura que el PP solo pretende “confundir a la ciudadanía con falsedades y medias verdades”.

En su opinión, el Ayuntamiento “ha actuado correctamente en todo momento, y ha aceptado la medida cautelar porque está interesado en que Juzgado emita la sentencia definitiva lo antes posible”.

Asimismo, recuerda que el Plan Director de Restauración no dice que la estatua sea “parte inseparable del Bien de Interés Cultural”, sino que lo define como “un elemento extraño al perfil histórico-militar del castillo”.

Y también matiza que las declaraciones que en su día dio a un medio de comunicación local han sido malinterpretadas. Alude así a que se había encontrado una base más sólida que podría sustentar la escultura, como dejaba entrever el PP en su comunicado. El alcalde aclara: “No se trata de que el caparazón de la llamada 'Mina del Caracol' sobre la que descansa la estatua sea más fuerte de lo esperado, sino de un mayor volumen de la base del pedestal”.

Cabe recordar que esta polémica comenzó el pasado año a raíz de las actuaciones de urgencia realizadas en el castillo templario por los desprendimientos de algunas partes de la fortaleza. Técnicos de Patrimonio del Estado, a quien pertenece el castillo, declarado monumento nacional, detectaron los daños que realizaba el peso de esta escultura sobre el polvorín sito a sus pies, en la denominada mina Caracol. Asimismo recalcaban que se trata de un anacronismo y abogaban por su retirada.

El Ayuntamiento anunció su intención de trasladarlo a otro enclave tanto a la ciudadanía como a la empresa HNE y al Obispado de Barbastro – Monzón. Dicho enclave sería el cerro de Santa Quiteria, unos metros más alejado del castillo pero a la misma altura. Para ello había presupuestado 47.000 euros. El alcalde habló en su día de darle un tratamiento digno a esta escultura y de iluminarla por las noches para que luzca igual que lo ha hecho en el castillo y siga siendo un referente para buena parte de la sociedad montisonense.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión