Huesca

El rey Felipe VI da un "espaldarazo" a Ordesa y anima a mantenerlo "vivo y productivo"

Jornada histórica para el parque con la visita del monarca cien años después de la declaración que firmó su bisuabuelo.

Visita del Rey a Ordesa
Visita del Rey a Ordesa
Rafael Gobantes

El pequeño pueblo de Torla en particular y el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido en general han vivido este jueves un día histórico con la visita de Felipe VI para presidir el acto central del centenario y saldar una 'deuda' que tenía la Casa Real con este espacio protegido ya que su bisabuelo, Alfonso XIII, firmó el 16 de agosto de 1918 el Real Decreto de declaración pero entonces no pudo asistir a la inauguración y lo hizo en su nombre el marqués de Villaviciosa de Asturias.

El Rey pasea por el Parque Nacional de Ordesa

Cálido recibimiento a Felipe VI en Torla. R. G.

El monarca viajó desde Madrid para conocer el día a día del parque y agradecer a todas las personas que contribuyen a su conservación. Durante la reunión extraordinaria de la comisión del centenario, de la que es presidente de honor, señaló que "es una responsabilidad de todos cuidar este patrimonio de la humanidad, preservarlo y que sea vivo y productivo para los habitantes de la comarca, para los que lo viven día a día y trabajan para él". Según fuentes de la Casa Real, Felipe VI destacó que estar en Ordesa tenía "un gran significado" para él en la celebración del centenario.

Galería:Visita del Rey a Ordesa
El Rey dio un breve paseo por el Parque tras la reunión extraordinaria de la comisión del centenario

El Rey llegó puntual a Torla, donde fue recibido por el presidente de Aragón, Javier Lambán, la presidenta de las Cortes, Violeta Barba, la delegada del Gobierno, Carmen Sánchez y el alcalde de Torla-Ordesa, Miguel Villacampa. Además, le acompañó el secretario de Estado de Medio Ambiente, Hugo Morán.

Allí le esperaban también los niños y niñas de las escuelas de Torla y Broto, a los que saludó uno a uno, al igual que a muchos vecinos que se acercaron hasta el Centro de Visitantes para poder estrechar la mano del monarca o llevarse una foto de recuerdo, dándole una cálida acogida. También se agolparon numerosos turistas, que se encontraron por sorpresa con la visita real.

Cálida acogida al Rey en Ordesa en una visita que supone un espaldarazo para el Parque

Monolito con una placa en recuerdo de la visita del Rey. R. G.

Lambán valoró la presencia de Felipe VI porque supone un "espaldarazo formidable" para el Parque Nacional ya que "hay pocos elementos que le puedan dar tanta promoción al exterior como la visita del Rey". Además, alabó su figura asegurando que "goza del respeto y del afecto de todos los aragoneses y por tanto siempre que el Jefe del Estado viene a Aragón lo recibimos con los brazos abiertos".

Visita del Rey a Ordesa

Lambán y el Rey sobre el puente de Cotatuero R. G.

Lambán descarta la ampliación

Aunque calificó de "éxito" la celebración del centenario de Ordesa, el presidente aragonés descartó su ampliación argumentando que "tampoco hay que dejarse llevar excesivamente por el entusiasmo y sin cerrar la puerta definitivamente, consideramos que es demasiado prematuro hablar de ampliar porque lo que procede es centrarse en el parque ya existente y pertrecharlo adecuadamente", subrayó.

Visita del Rey a Ordesa

Pequeña protesta en Torla. R. G.

Tras la reunión de la comisión del centenario, Felipe VI y el resto de la comitiva se desplazaron a la pradera de Ordesa para inaugurar un monolito que recordará su visita y hacerse una foto de familia con trabajadores, patrocinadores y representantes políticos. Desde allí emprendió un paseo de media hora hasta el puente de Cotatuero para regresar por el sendero adaptado. Finalmente regresó a Torla, donde compartió un vino de honor en el hotel Silken Ordesa antes de regresar a Madrid sobre las 15.00.

Consulta el especial del centenario del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido de HERALDO

Etiquetas
Comentarios