Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Web del suscriptor

Última hora

Los Bomberos encuentran un cadáver en una vivienda de Echegaray y Caballero.

La noche laurentina

El pasodoble le gana la batalla al trap de Bad Gyal

La verbena de la plaza de López Allué sigue siendo la reina de la fiesta, en un San Lorenzo que ofrece cuatro escenarios de música por la noche

María José Villanueva Actualizada 10/08/2018 a las 23:49
Etiquetas
Noche laurentina

Música gamberra junto a la más verbenera, folk de raíces occitanas y letras irreverentes. Todo esto cabe en la noche laurentina, que en su presentación permitió ver a la veinteañera Bad Gyal (Alba Farelo), con un estilo difícil de encorsetar, pero que se ha convertido en un fenómeno. Su cóctel de dancehall, reggaeton y trap estrenó el escenario exterior del Palacio de Congresos, con un público que mayoritariamente no pasaba de los 25.

Pero la primera noche de San Lorenzo, entre el jueves y el viernes, con cuatro lugares posibles donde acudir para escuchar música, empezó en el otro extremo de la ciudad, en la plaza de General Alsina, a las 23.00, con Arag’oc Tradfusion más Joaquín Pardinilla Sexteto, una fusión de canciones de Aragón y la Occitania francesa, inaugurando el XIX Festival iberi@huesca.folk. La asistencia de público demostró que sigue siendo una apuesta segura para las fiestas.

Ya justo en la medianoche se pusieron en marcha los otros tres espectáculos. Sorprendía, después de asistir a la música tradicional, encontrar en la plaza de Navarra, donde este año confluyen las barras de todas las peñas, las letras irreverentes de Mojinos Escozios, no el grupo original del ‘Sevilla’ sino un tributo (Nothimgan Prisa).

A la misma hora Bad Gyal proclamaba junto al Palacio de Congresos, «si yo te doy mi culo es porque te lo quiero dar. Esto es para ti, es una ganga pero no te quiero en mi cama». Bajo ese seudónimo, la barcelonesa Alba Farelo, ahora mismo en lo más alto del trap español, desplegó todo su descaro, cantando en castellano y catalán, con espectadores entregados que escucharon sus mensajes neofeministas animando a las chicas a que lleven «un estilo de vida más empoderado».

Pero si a algún lugar conducían todos los caminos de la noche laurentina era a Luis López Allué. El acceso por la calle Duquesa Villahermosa era de difícil transitar por la riada humana. La orquesta Nueva Alaska sacó a una veintena de componentes al escenario de la plaza. No cabía un alfiler. Ni los más jóvenes escaparon a la atracción de canciones de Alaska o Juan Luis Guerra. El año pasado las orquestas congregaron a 25.000 personas en los seis días de programación, más que ningún otro espacio festivo.

Las peñas están expectantes para saber cómo será la noche en la plaza de Navarra, donde este año vuelven a estar todas juntas para ofrecer sus conciertos. El día 9 fue «increíble», «impresionante» en cuanto a la respuesta del público, pero por la noche cayó. «Más flojo de lo esperado», reconoció Israel Gil, presidente de la 10 d’Agosto. Habrá que esperar para saber si hay que atribuirlo al poco tirón de la actuación de ese día, porque está claro que «la gente prefirió la verbena a un concierto de versiones». Es verdad que hubo quien optó por irse pronto a la cama tras el agotador día del chupinazo, aunque otros se decantaron por la música de los bares del Tubo, cuyas calles estaban abarrotadas.

Y la segunda noche, la del viernes, el día grande, al Palacio de Congresos llegó uno de los platos fuertes del cartel musical (con permiso de Coque Malla, que actúa este sábado). Un exponente destacado de la nueva generación de cantautores, El Kanka, sucedió sobre el escenario a la ‘mala’ Gyal, con un estilo muy diferente. Porque para gustos, colores. El concierto se inició más pronto (23.00) y con la novedad de estar libre de alcohol, al tratarse de una sesión especial subvencionada por el Plan Nacional contra las Drogas. El Kanka presentó en Huesca su disco ‘El arte de saltar’, que lo ha colocado en el ‘top ten’ de las listas de ventas. El éxito se ve claramente en su calendario de giras, con un agosto repleto de trabajo.

Para disfrutar de todo este coctel musical (cuatro conciertos por noche en cuatro escenarios diferentes a lo largo de una semana), no hay que pasar por taquilla. Este año, todas las actuaciones son gratuitas.





Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Henneo