Despliega el menú
Huesca

La DPH abre la circulación entre Torre la Ribera y Villacarli tras reparar los daños de un deslizamiento

Hasta poder dar paso a los vehículos, se ha actuado en la retirada de los 10.000 metros cúbicos de tierra, vegetación y piedras de hasta una tonelada.

La DPH abre la circulación entre Torre la Ribera y Villacarli tras reparar los daños de un deslizamiento.
La DPH abre la circulación entre Torre la Ribera y Villacarli tras reparar los daños de un deslizamiento
DPH

La Diputación Provincial de Huesca (DPH) ha abierto este sábado la circulación en el tramo de carretera entre Torre la Ribera y Villacarli que había quedado sepultado por un desprendimiento de la ladera colindante a causa de las lluvias. Se ha trabajado de forma ininterrumpida en las dos últimas semanas.

Hasta poder dar paso a los vehículos, se ha actuado en la retirada de los 10.000 metros cúbicos de tierra, vegetación y piedras de hasta una tonelada, que ha conllevado una semana entera de labores con una excavadora giratoria y dos camiones.

Dado que el volumen de tierra en movimiento se multiplicaba por diez y al comprobar con la ayuda de un geólogo la magnitud del deslizamiento, la DPH ha decidido ir más allá para garantizar la seguridad con la ejecución de una hinca que hará de contención, a base de cuatro tramos de carriles metálicos con una profundidad de entre seis y ocho metros.

La circulación se realizará por el paso provisional habilitado de un único carril, aunque el ancho será prácticamente de toda la calzada. Será así hasta que finalicen estos trabajos y se construya un muro de escollera para acabar de estabilizar la zona, donde el abundante agua ha penetrado en la zona de rocas produciendo grietas, la más visible de unos 14 metros de profundidad.

También se volverá a limpiar hasta eliminar la gran cantidad de lodo acumulado por las sucesivas lluvias que han afectado a esta vía, parte del eje HU-V-9601 que conecta este valle del Isábena con el del Ésera. Hasta ahora los pasos alternativos habilitados eran la A-1605 y la N-260.

Esta primera actuación de urgencia ha supuesto un coste de unos 150.000 euros para la DPH, desde donde se han dirigido los trabajos llevados a cabo por la empresa Vidal Obras y Servicios. Han estado centrados en los más de cien metros que quedaron invadidos por el deslizamiento en el kilómetro 13 de esta carretera, en el término municipal de Torre la Ribera y próximo al desvío de las Vilas del Turbón.

Etiquetas
Comentarios