Despliega el menú
Huesca

La carretera del cañón de Añisclo seguirá cerrada otro verano al retrasarse las obras

Alcaldes y empresarios piden una solución para hacer visitable un tramo de 8 km en esta zona del Parque Nacional.

Carretera de Añisclo, con el túnel que presenta riesgo de derrumbe
La carretera del cañón de Añisclo seguirá cerrada otro verano al retrasarse las obras

Puede ser el segundo verano con el cañón de Añisclo cerrado al tráfico. La DGA ha reanudado esta semana las obras para reparar el túnel donde detectó problemas estructurales en abril de 2017, pero el plazo de ejecución es de 5 o 6 meses. El tiempo y los problemas de disponibilidad presupuestaria han retrasado hasta ahora la continuación de los trabajos para reabrir la carretera principal del segundo sector más visitado del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido, con 176.000 turistas en 2016.

La inquietud ante la demora de las obras motivó una reunión el pasado martes con los vecinos y empresarios de Escalona (municipio de Puértolas), situada a la entrada de la HU-631 y una de las más perjudicadas, además de Fanlo. "Será el segundo verano con la carretera cerrada. Un año bien, pero dos…", declaró el alcalde, José Manuel Bielsa, que pide soluciones para atenuar el impacto negativo para el turismo.

La propuesta que quieren trasladar al Parque Nacional y a la Dirección General de Movilidad del Gobierno aragonés pasa por permitir el tránsito de peatones, bicicletas o vehículos autorizados por los primeros 8 kilómetros, desde la Fuente de los Baños, donde empieza el cañón, hasta cerca del túnel (en el km 10). Hace años que se habla de la peatonalización de Añisclo. "A lo mejor es el momento de hacer una prueba piloto y que dejen pasar a peatones, bicicletas y transporte público como en la pradera de Ordesa", señaló el alcalde.

"La carretera cerrada nos supone bastantes pérdidas, un 40% el año pasado. Nos dijeron que se iba a abrir este verano, pero hasta ahora no han empezado a trabajar. Para Escalona es bastante problemático", afirma Ramiro Revestido, dueño de un hotel. En el municipio hay tres hoteles, numerosas viviendas de turismo rural, comercios y negocios de deportes de aventura.

Los empresarios se quejan también de la deficiente información, ya que el cañón es visitable pasando por la vía Puyarruego-Buerba, donde en 2017 hubo medidas excepcionales para aparcar los coches y se dispuso de autobuses lanzaderas gratuitos.

Empresarios y Ayuntamiento aseguran que nadie les ha dado explicaciones. "La DGA lo achaca al mal tiempo, y es verdad que lo ha habido, pero se comenta que el problema es que no había presupuesto, cuando la obra ya estaba contratada a una empresa de Monzón", señaló Escalona.

En la junta rectora del Parque Nacional, un responsable de Vertebración del Territorio y Movilidad explicó que la consejería confiaba en disponer de dinero de la partida de contingencias de la DGA, pero al final no se hizo efectivo, según aseguró el alcalde de Bielsa, representante de los ayuntamientos del Parque en esa junta. "Como era un compromiso, están cambiando partidas presupuestarias dentro del departamento para hacerlo con dinero propio. Es un esfuerzo de agradecer, pero claro, esto ha demorado la obra", aclaró Miguel Noguero. Él sugirió realizar acciones turísticas para visitar el cañón en el tramo anterior al túnel afectado. "Puede servir de experiencia piloto. Hay que dar con una solución que pueda poner en valor el cañón de Añisclo", añadió.

El importe total de las obras es de 1.8 millones de euros. La inversión fue de 150.000 euros en 2017 y para 2018 quedan pendientes 1.650.000 euros.

Los trabajos comenzaron el pasado mes de noviembre y continuaron "hasta que las condiciones climatológicas lo permitieron", justificó ayer el departamento de Vertebración del Territorio. En la primera fase se procedió a la construcción de una vía ferrata como sistema de seguridad y se proyectó una capa de hormigón en el interior del túnel para sostenimiento del mismo. En los últimos días, se está realizando el transporte de maquinaria, equipos de perforación y de inyección, y el acopio de materiales, como las barras y útiles de anclaje, así como la colocación de las vallas de seguridad. "Se empezará de manera inmediata si bien en estos momentos las lluvias no permiten que se trabaje en la zona", aclararon.

Etiquetas
Comentarios