Despliega el menú
Huesca

Del castillo de Loarre al de Larrés por culpa del GPS

La DGA invertirá 157.000 euros en mejorar las señales de 7 hitos turísticos de Huesca: Loarre, Lacuniacha, Roda, las iglesias del Serrablo y los valles de Aragón, Pineta y Chistau.

Una de las dos únicas señales indicativas del castillo de Loarre, ubicadas en la A-132.
Una de las dos únicas señales indicativas del castillo de Loarre, ubicadas en la A-132.
Rafael Gobantes

"Es cierto que ahora cada vez funcionan mejor los GPS, pero sí que nos hemos encontrado con autobuses que venían de la zona de Lérida y en lugar de llegar a Loarre han aparecido en el castillo de Larrés, donde está el Museo de Dibujo. Te llaman para avisarte de que están a diez minutos porque acaban de pasar Sabiñánigo, y entonces les dices que se han confundido porque en realidad están a 90 kilómetros del castillo". Roberto Orós, alcalde de Loarre y gerente de la empresa que gestiona las visitas al castillo, recuerda con humor estos despistes que parecen tener por fin los días contados ya que tras muchos años de reivindicaciones, la fortaleza medieval mejor conservada de Europa tendrá por fin la señalización que "se merece" y que ahora se limita a dos carteles en una carretera secundaria (A-132).

Loarre es uno de los siete destinos de interés de la provincia de Huesca que van a ver mejorada su señalización en carreteras nacionales y autonómicas: Roda de Isábena, las iglesias del Serrablo, el Parque Faunístico de Lacuniacha, y los valles de Aragón, Pineta y Chistau. El contrato ha sido adjudicado ya por el departamento de Vertebración del Territorio, Movilidad y Vivienda por un importe de 157.159,48 euros a la empresa Api Movilidad, que colocará 114 postes y carteles adaptados al Sistema de Señalización Turística Homologado (Sistho).

En breve, se instalarán o renovarán 23 señales con la indicación de Loarre en la A-23, la N-240 (tanto en el tramo de Jaca como el la Ronda Norte de Huesca para los vehículos procedentes de la autovía de Lérida), la A-132, la A-1206 y el acceso al castillo. Un gran avance, según Orós, especialmente por las señales de la autovía Huesca-Zaragoza "porque van a verlas 16.000 vehículos cada día, lo que nos posicionará mucho mejor ya que le ofrecerás a mucha gente la posibilidad de poder desviarse", afirma.

Y aunque asegura que el castillo ya es uno de los destinos más buscados –a estas alturas del año ya casi han superado los 102.000 visitantes de 2016–, el alcalde recalca que "estamos atrayendo cada vez más público de agencias que vienen en autobuses que requiere una buena señalización". "E igual que estamos trabajando en otras cuestiones como la mejora de la carretera de acceso o llevar iluminación hasta el castillo, si queremos que sea un sitio potencialmente Patrimonio de la Humanidad y número uno en turismo cultural, hay que dotar de unos mínimos de infraestructuras y servicios", añade.

Otro destino incluido en este plan de mejora de la señalización turística es el Valle del Aragón, donde se instalarán 13 nuevos carteles entre la N-330, la N-240 y la ciudad de Jaca. El alcalde de Villanúa y presidente de la asociación turística, Luis Terrén, valora esta actuación "porque todo lo que sea aumentar nuestra visibilidad nos parece importante".

Piden señales más específicas

Sin embargo, reconoce que quizá el valle del Aragón no sea una marca demasiado conocida por lo que hubieran preferido que se colocara una señalización mas específica de infraestructuras turísticas de la zona como la cueva de las Güixas y el ecoparque El Juncaral, en Villanúa, la ermita de Iguácel de Castiello de Jaca, o el valle de Aísa. "Entendemos que no haya que sembrar de señales la carretera, pero habría que facilitar el acceso a infraestructuras que está demostrado que tienen un número importante de visitantes al año porque eso también evita accidentes y frenazos innecesarios. Además, si tú ves la señal, te puedes animar a desviarte, pero si no, pasas de largo y te dejas muchos recursos en el camino", recalca Terrén.

Por el contrario, el alcalde de Isábena, Joaquín Montanuy, echa en falta una señalización un poco más amplia que no se limite solo a la catedral de Roda, otro de los hitos que también están incluidos en este plan de mejora y que podría incrementar los 20.000 visitantes que suele recibir cada año. El monumento estará señalizado con 28 nuevos carteles distribuidos entre la N-123, la N-230, la A-139, la A-2605 y la A-1605. "Nos gustaría que se señalizara el valle de Isábena entero porque aparte de Roda y el monasterio de Obarra, que son los enclaves turísticos por excelencia, tenemos otras cosas muy interesantes para vender", subraya Montanuy.

Mientras, la Asociación de Amigos del Serrablo aplaude que les hayan incorporado en esta actuación "porque cualquier medida que nos ayude a difundir nuestras iglesias y facilitar el acceso, estamos encantados", afirma su presidenta, Pilara Piedrafita. En su caso, habrá 16 señales específicas en la N-260, N-330 y A-136.

También el alcalde de Gistaín, David Bielsa, valora positivamente que se haya incluido a los valles de Chistau y de Pineta, que estarán indicados con 16 señales repartidas por la N-260, la A-138, la A-2611 y la A-2609. Y es que ayudará a potenciar todavía más el turismo, "que es el principal motor económico de la zona".

Despistes con Lacuniacha

Mientras, Raquel Betanzos, directora gerente del Parque Faunístico de Lacuniacha, también valora la "importancia" de esta actuación para atraer más visitantes (este año esperan superar los 50.000) y evitar confusiones. Y es que en su caso, como en el de Loarre, el nombre también suele generar más de un despiste ya que al estar enclavado en la localidad de Piedrafita de Jaca, hay visitantes que de camino al Pirineo han continuado en dirección a Jaca en lugar de tomar el desvío hacia Biescas. "Por eso hace dos años pusimos una valla publicitaria en Sabiñánigo para informar que estábamos en dirección Formigal", recuerda.

Etiquetas
Comentarios