Despliega el menú
Huesca

El CDAN eliminó la barrera del género en los aseos en 2016 para atender la diversidad

El museo invita a sus visitantes a usar el baño con el que se identifiquen. ZEC estudia copiar la iniciativa en Zaragoza.

Juan Guardiola junto al cartel que invita a "utilizar el aseo que corresponda con su identidad de género".
El CDAN eliminó la barrera del género en los aseos en 2016 para atender la diversidad
R. G.

El gobierno de ZEC del Ayuntamiento de Zaragoza ha anunciado esta semana que se plantea cambiar los carteles de los aseos de las instalaciones municipales para recoger una mayor diversidad de identidades sexuales. El primer paso será realizar intervenciones artísticas en cuatro centros públicos con vinilos que muestren "la diversidad de cuerpos y de identidades".

Una idea en la que ha sido pionero el Centro de Arte y Naturaleza (CDAN) de Huesca, que hace un año eliminó la barrera sexual en sus lavabos. Y lo hizo sin vinilos, ni obras ni gastos. Desde septiembre de 2016, un cartel, en español y en inglés, invita a todas las personas "a utilizar el aseo que corresponda con su identidad de género". No hizo falta una tercera cabina ni una instalación unisex. El gesto ha sido muy bien acogido por los visitantes, que lo comentan y elogian en el mostrador de la recepción.

Juan Guardiola llegó a la dirección del CDAN en julio de 2016 y dos meses después ya estaba colocado el cartel. "Vimos que la realidad transexual existe, que hay personas cuya identidad de género no se corresponde con su sexualidad y quisimos adaptarlo para que cada uno utilice el aseo de acuerdo con su identidad de género", explica el director del museo. "Hay uno masculino y otro femenino, no son unisex sino para cada género", apostilla.

Este gesto tiene una razón detrás. "Pensamos que un museo, una institución cultural, tiene que ser un espacio abierto al diálogo, que el ciudadano sienta que le pertenece y por ello rechazamos todo tipo de discriminación por origen económico, racial, religioso, sexual...", dice Guardiola. En su opinión, un simple cartel como este "ayuda a la convivencia y a que las personas se sientan más libres y mejor".

"Algo neutro que no ofendiera"

Guardiola, dado a fijarse en los pequeños detalles de los espacios colectivos, no entendía "por qué razón algo tan sencillo puede causar tanto dolor" y decidió que eso no iba a pasar en el CDAN. Barajó varias fórmulas para intentar llegar a un texto que fuera "respetuoso". "Elegimos una opción que fuera muy neutra, como debe ser cualquier signo, porque no queríamos que nadie se sintiera ofendido en ningún aspecto", detalla. Lo planteó en el Patronato de la Fundación Beulas, que gestiona el museo y todos, incluido el representante del Museo Diocesano, que es sacerdote, dieron su aprobación. "Ya está establecido y lo consideramos una normalidad. Además, ha sido algo sencillo y barato", dice.

La opción de utilizar los aseos en función de la identidad de género es poco frecuente, en los locales culturales en España. "Sí vi algo parecido en un museo de Seattle (EE.UU.) cuando ya lo estábamos colocando nosotros", indica Guardiola. Sí está implantada en muchos establecimientos de ocio y la iconografía relacionada con ella ha llegado al arte. El director del CDAN relata que en la exposición que comisarió para el Madrid World Pride 2017 había una instalación de Coco Guzmán, ‘Genderpoo, 2008’, con símbolos del cuarto de baño tuneados y se invitaba al público a que fuera rellenando el resto de la pared con un diseño propio.

Etiquetas
Comentarios