Despliega el menú
Huesca

Adiós a los 12 kilómetros de baches en la recta de Sena

Las obras para acondicionar este tramo, estrecho, sin arcén y muy deteriorado, se acabarán en noviembre.

Trabajos de remodelación en la larga recta entre Sariñena y Sena.
Adiós a los 12 kilómetros de baches en la recta de Sena
Patricia Puértolas

Las obras de acondicionamiento del tramo Sena-Sariñena de la carretera A-131 (Huesca-Fraga) ya están en su recta final. A su conclusión, se cumplirá con una larga reivindicación de usuarios y responsables políticos de Los Monegros, que llevaban varios años denunciado el deterioro y peligrosidad de este trayecto, una recta de 12 kilómetros repleta de baches, estrecha y sin cunetas.

Precisamente, los trabajos actuales se centran en diversas intervenciones, entre ellas, la creación de las nuevas cunetas. Tras ello, tendrá lugar la aplicación de la última capa de asfalto. Después, solo restará el pintado de la señalización horizontal así como la colocación de las barreras de seguridad y las señales verticales, según explicaron fuentes del departamento de Vertebración del Territorio, Movilidad y Vivienda del Gobierno de Aragón.

De cumplirse lo previsto, las obras, que fueron adjudicadas a la UTE Pavimentos Auxiliares del Pirineo S. A.-Santiago Angulo Altermir S. L., estarán finalizadas a mediados de noviembre.

Ante el mal estado de la vía, ha sido necesario llevar a cabo una remodelación integral, ampliando la anchura hasta los 9 metros. De igual modo, los trabajos han incluido la mejora del trazado así como de la intersección con la carretera A-129 a la altura del cruce hacia la localidad de Castelflorite. También ha sido necesario ensanchar el puente situado cerca de Sena. En total, se han destinados alrededor de 5 millones de euros: 800.000 fueron invertidos en el año 2016 y el resto, durante este 2017.

El tramo Sena-Sariñena es el tercero de la carretera A-131 que ha sido remodelado durante el actual mandato. Antes, las obras afectaron a los tramos Sariñena-San Lorenzo del Flumen y San Lorenzo del Flumen-Venta Ballerías. En total, la inversión ha rondado los 10 millones de euros, siendo la obra de mayor magnitud realizada a lo largo de este mandato por el departamento de Vertebración del Territorio, Movilidad y Vivienda del Gobierno de Aragón.

En conjunto, el proyecto ha supuesto la actuación en algo más de 24 kilómetros, acabando con la estrechez de la vía, el mal estado del firme y la peligrosidad de algunos cruces. De hecho, la calzada ha pasado de 5 a 9 metros de longitud y además ha sido mejorado el trazado así como un gran número de intersecciones. El tramo Sariñena-San Lorenzo del Flumen, que abarca 7,5 kilómetros, ha recibido una inversión de 3 millones de euros; y el tramo San Lorenzo del Flumen-Venta Ballerías, de 4,8 kilómetros, 2,5.

Más seguridad

En la actualidad, la carretera A-131, que une Huesca y Fraga, cuenta con un tráfico diario de alrededor de 2.500 vehículos y de ellos, el 80% son pesados, lo que hacía "imprescindible" su mejora, ya que "incrementa la seguridad y comodidad del conjunto de los usuarios", señala el alcalde de la capital del Bajo Cinca, Miguel Luis Lapeña. Para la ciudad, se trata de una vía "de gran importancia, ya que nos conecta con la capital oscense, la zona del Pirineo y por supuesto, con otras localidades del Bajo Cinca y Los Monegros", añade, tras indicar que "las comunicaciones son esenciales para el desarrollo social, empresarial y económico de una zona, lo que nos hace estar muy satisfechos".

En una línea similar, se muestra la presidenta de la Comarca, Judith Budios, que valora de forma "muy positiva" la inversión y además confía en que "contribuya al crecimiento del territorio". "Al final, se han dilatado más de lo esperado, pero los trabajos ya están muy avanzados y por fin podremos disfrutar de una vía adecuada y segura", señala. A su finalización, Budíos cree que lo ideal sería mejorar los tramos de la A-131 que han quedado pendiente y que suman alrededor de 17 kilómetros. El mayor está situado entre Huerto y Sesa.

Etiquetas
Comentarios