Huesca
Suscríbete por 1€

La Universidad busca "desestacionalizar" los estudios en Jaca más allá del verano

El Ayuntamiento reclama que se impartan másteres, posgrados o prácticas para que la ciudad gane peso universitario. La 90ª edición se cierra con 800 alumnos.

La ciudad de Jaca se convierte cada mes de julio y agosto en un gran foco de actividad universitaria gracias a los Cursos Extraordinarios de Verano. Pero la Universidad de Zaragoza quiere "desestacionalizar" la oferta para organizar otro tipo de actividades durante el año. Una iniciativa que coincide también con la reclamación del propio Ayuntamiento, que sigue insistiendo en pedir que se organicen másteres, posgrados, prácticas u otro tipo de estudios para atraer a más estudiantes hasta su ciudad.

Así lo aseguraron ayer la vicerrectora de Cultura de la Universidad de Zaragoza, Yolanda Polo, y el alcalde de Jaca, Juan Manuel Ramón, que hicieron balance de la 90ª edición de los Cursos de Verano. Polo explicó que su propósito es aumentar las actividades en la residencia de Jaca para que no se concentren exclusivamente en los meses de julio y agosto. En este sentido, apuntó que entre las posibilidades estaría la celebración de Encuentros de Jóvenes Investigadores, de doctorandos o de ‘workshops’ como el de ‘Economía y Empresa’ que se inauguró ayer mismo.

El alcalde también aprovechó para volver a reivindicar una mayor actividad para la residencia universitaria. "Podrían ser con algún tipo de máster, posgrado o incluso la parte práctica de estudios que a lo mejor hacen ‘online’ y requieren luego una parte presencial que se podría impartir perfectamente aquí", apuntó.

Medioambiente, nieve...

También dejó claro que "no queremos un campus, pero creemos que hay otras actividades más allá de los grados que podrían tener un encaje en Jaca por las potencialidades que tiene el territorio". Y puso como ejemplo el ámbito medioambiental aprovechando la presencia del Instituto Pirenaico de Ecología (IPE), o los temas deportivos relacionados con la nieve y el hielo gracias a las instalaciones que existen en la ciudad y el entorno.

Juan Manuel Ramón se mostró optimista porque afirmó que le consta el "interés" del Gobierno de Aragón a través de la Consejería de Innovación, Investigación y Universidad de poder establecer un convenio para desarrollar otro tipo de actividades y estudios que no sean solo los cursos extraordinarios de verano.

La 90ª edición se cerró ayer con un balance "muy positivo" con 800 alumnos matriculados en 15 ciudades aragonesas, dos de ellas nuevas sedes, Monzón y Fonz, "en un afán por proyectar la Universidad sobre el territorio con un impacto económico incluido", resaltó el director de los cursos, Alberto Sabio. Este año se han ofrecido más de 40 como valor añadido a la formación académica reglada del resto del año y como lugar de intercambio de ideas. "Hemos apostado por una visión interdisciplinar, con cursos que se mueven entre áreas fronterizas de conocimiento, intentando ir más allá de los compartimentos estancos", señaló.

A todo ello hay que añadir los Cursos de Verano de Español como Lengua Extranjera, que han contado con 244 alumnos y profesores de distintos países.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión