Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

La escuela de pilotos Airways Aviation prevé duplicar su actividad en el aeropuerto

La empresa británica, que ayer celebró una jornada de puertas abiertas, aumentará la flota de aviones y las plazas para el alojamiento de los alumnos.

Enrique Puértolas fue con sus hijos a interesarse por los cursos de Airways Aviation.
La escuela de pilotos Airways Aviation prevé duplicar su actividad en el aeropuerto
Rafael Gobantes

El aeropuerto Huesca-Pirineos apenas registra tránsito de pasajeros (51 en lo que va de año y 95 en todo 2016). La escasez de viajeros, que lo sitúa a la cola de los aeródromos españoles, contrasta con el creciente número de operaciones de la escuela de pilotos que Airways Aviation abrió hace dos años (solo el mes pasado realizó 504). La compañía australiano-británica anuncia ahora un incremento de su actividad en esta sede. El número de simuladores de vuelo pasará de uno a tres y la flota de aviones, de seis a once. También está previsto ampliar los espacios donde se alojan los alumnos.

El anuncio lo realizó ayer el jefe de instructores, Pedro Ortiz, en una jornada de puertas abiertas organizada para dar a conocer la oferta formativa del centro y en la que el personal atendió a los interesados en realizar los cursos de piloto y, en general, a todo aquel que quiso conocer de cerca las instalaciones.

Pedro Ortiz trajo el primer avión el 9 de diciembre de 2014 para hacer pruebas de viabilidad operativa. Por aquí han pasado ya 50 alumnos y ahora están matriculados otros tantos, la mayoría de Oriente Medio y del Reino Unido. Una parte residen en las instalaciones que adecuó la empresa y que se han quedado pequeñas. Por eso, otro de los proyectos es habilitar un segundo edificio para el alojamiento en el mismo aeropuerto. Además, en la escuela trabajan unas 20 personas (la gestión de la residencia está externalizada). "No damos abasto", dijo en referencia a la necesidad de aumentar la flota. "Huesca cada vez se está volviendo más importante dentro de la compañía como centro de formación".

La jornada buscaba también darse a conocer en la ciudad. En Huesca se alojan muchos alumnos dada la escasa capacidad de la residencia (20 plazas). "Tiene un impacto económico notable: gastan en restaurantes, coches de alquiler...", precisó Ortíz.

Mientras la terminal del aeropuerto permanecía desierta, una imagen ya habitual, en la sede de Airways la actividad era intensa, con los instructores informando a los interesados sobre los cursos, en las oficinas y a pie de pistas, junto a los aviones. Entre los que se acercaron se encontraba Enrique Puértolas, gerente de la empresa Tap Consultoría de Huesca, quien acudió con su familia. Él está acostumbrado a viajar por el extranjero en avión y siempre le ha interesado el pilotaje. "He venido por afición personal y por curiosidad, por saber más de esta empresa inglesa. Debemos conocer todo lo que tenemos". Reconoció su interés desde hace años por la formación de piloto. "No sabía que se podía hacer aquí, creía que era solo para pilotos comerciales, pero puedes sacar una licencia para vuelos privados por unos 12.000 euros y en dos o tres meses. Luego es posible venir al aeropuerto, alquilar un avión y volar", comentó tras hablar con un instructor.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión