Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

El Obispado demanda al Ayuntamiento de Plan por querer registrar la iglesia a su nombre

El gobierno municipal (PSOE) está realizando los tramites para la inscripción en el registro de la propiedad.

Junto a la abadía y al cementerio. La iglesia de San Esteban, sometida a diversas restauraciones y pendiente de otra, está situada junto al cementerio de Plan y a la abadía (el edificio blanco). El camposanto es propiedad del Ayuntamiento y el otro inmueble, del Obispado Barbastro-Monzón, una titularidad que nadie discute.
El Obispado demanda al Ayuntamiento de Plan por querer registrar la iglesia a su nombre
Heraldo.es

Si un acuerdo de última hora no lo remedia, la propiedad de la iglesia de Plan se dirimirá en los tribunales. El Obispado de Barbastro-Monzón ha demandado al Ayuntamiento ante el juzgado de Boltaña por inscribir el templo a su nombre. La demanda ha sido admitida a trámite y el pasado mes de abril el juez remitió una cédula de emplazamiento a la corporación para que compareciera con procurador y abogado. El Ayuntamiento no está dispuesto a ceder y pidió asesoría jurídica a la Diputación Provincial de Huesca, que lo está representando legalmente.

El Obispado instó la demanda cuando al acudir al registro de la propiedad para realizar la inmatriculación vio que el Ayuntamiento ya la tenía en el catastro a su nombre desde 2010. "No se la dejan inscribir y nos instan a que renunciemos nosotros", explicó el teniente de alcalde, Miguel Lacambra.

En ese año, el pleno municipal, formado por cuatro concejales de Chunta Aragonesista y tres del PSOE, aprobó la inclusión de la iglesia de San Esteban en el inventario municipal de bienes inmuebles, junto a calles, plazas, edificios, una ermita y unas casetas de pastores. Con esa misma fecha se inscribió en el catastro, pero no se fue más allá. En 2016, la corporación (integrada por siete ediles del PSOE) dio luz verde para iniciar los trámites ante el Registro de la Propiedad de Boltaña, con la justificación de que "el Ayuntamiento y los vecinos siempre se han hecho cargo de los gastos", en palabras de Miguel Lacambra.

Este edil aseguró que no se hace para destinar el edificio a otros usos, "siempre será religioso", pero el Ayuntamiento no quiere renunciar a la propiedad. "O que se quede como está o a nombre del Ayuntamiento. Es un bien del pueblo y tiene que seguir siéndolo", añadió.

Ahora las dos partes están pendientes de que se fije una fecha para la audiencia previa en el Juzgado de Boltaña y si no hay acuerdo, se llegará a juicio.

"Que dirima la Justicia"

Desde el Obispado señalaron que se intentó buscar un acuerdo, "pero el Ayuntamiento lo rechaza" con el argumento de que "ellos pagan la luz". "Que sea la Justicia la que dirima, ante la indefensión a la que nos vemos sometidos", declaró el obispo, Ángel Pérez, quien junto a otros responsables de la diócesis mantuvo una reunión con los concejales el pasado verano. "Procedemos según dicta la ley y lo hacemos en silencio", añadió, y se mostró dispuesto a seguir "hasta donde podamos o nos dejen".

El Ayuntamiento ha rastreado en sus archivos para intentar demostrar que la iglesia se ha mantenido con dinero público. En un documento elaborado hace un mes, se relaciona la lista de gastos, encabezada por la instalación de un reloj artesanal en 1980, que costó 1.728 euros. En 1984, la iglesia se restauró con un presupuesto de 26.240 euros, y las obras corrieron a cargo de 13 vecinos, uno de ellos el entonces párroco. En 1991 se realizó la iluminación artística, con un gasto de 3.005 euros, contando con subvenciones de la DGA. Y diez años más tarde el Ayuntamiento invirtió 35.070 euros, de nuevo con ayuda de la DGA y también de la Diputación. En 2011 se invirtieron 48.000 euros en la instalación eléctrica, financiada por la Fundación Endesa.

800 euros de luz al año

Actualmente existe un proyecto para el acondicionamiento de la cubierta. Las obras ascienden a 126.845 euros, más 8.084 de la redacción del proyecto. En una primera fase, el Ayuntamiento prevé gastar 66.996 € con cargo a los planes provinciales de Cooperación. Según sus argumentos, él asume "la totalidad de los gastos corrientes", como la luz, la limpieza e incluso el cambio de bombillas, así como las reparaciones en el reloj o cuando se producen averías eléctricas o filtraciones de agua. "Desde que hay luz en el pueblo pagamos las facturas de la iglesia", comentó el teniente de alcalde, Miguel Lacambra. Los recibos suponen unos 800 euros al año.

Por su parte, el Obispado Barbastro-Monzón aportará los datos de los libros parroquiales para demostrar que el edificio siempre ha tenido un uso religioso.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión