Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

Retenciones entre Biescas y Sabiñánigo y en el Monrepós tras el mejor fin de semana de esquí

El trayecto entre Formigal y Huesca se alargó más de dos horas a media tarde. En Canfranc hubo conductores que pasaron a Francia para volver con preferencia.

La circulación por el Monrepós fue densa durante toda la jornada, aunque ayer el origen de las retenciones estaba en Sabiñánigo.
Retenciones entre Biescas y Sabiñánigo y en el Monrepós tras el mejor fin de semana de esquí
r. Gobantes

Los miles de vehículos que ayer por la tarde regresaban de las estaciones de esquí de los valles del Aragón y de Tena se encontraron con el cruce de Sabiñánigo convertido en un auténtico embudo, después del que ha sido el mejor fin de semana de la temporada en los centros invernales. Los conductores que se dirigían hacia Zaragoza y Navarra tardaron entre dos y tres horas en cubrir el trayecto que hay de Formigal a Huesca. En Canfranc, algunos optaron por pasar a Francia a través del puerto del Somport para volver a España por el túnel, ya que entonces tenían preferencia sobre los vehículos que salían de la población.

La circulación empezó a ralentizarse hacia las 16.30. A esa hora, la Dirección General de Tráfico (DGT) avisó en su página web de que era necesario circular con precaución por la N-260 entre Biescas y Sabiñánigo. Los coches se movían muy despacio en un tramo de 12 kilómetros entre ambas poblaciones. El tráfico hizo que el trayecto entre Formigal y Huesca se alargara entre dos y tres horas.

Pero el atasco más importante de la jornada se produjo poco después de las 18.00 en la autovía A-23, entre el kilómetro 403 y el 406, a la altura del término de Sabiñánigo. Los conductores tuvieron que soportar esperas de una hora. En esos momentos, los vehículos también tenían problemas para circular por la carretera N-330, entre los kilómetros 614 y 622, también a la altura de la capital serrablesa.

El puerto del Monrepós registró retenciones de hasta 7 kilómetros debido a la densa circulación de vehículos hacia Huesca Zaragoza y Madrid. El movimiento de coches empezó pronto. Fueron muchas las personas que decidieron adelantar su vuelta en previsión de que se produjeran retenciones.

En el valle del Aragón, muchos de los esquiadores que regresaban de Candanchú y Astún decidieron ir a Francia y volver por el túnel para tener preferencia sobre los que salían de Canfranc. El presidente de la Asociación de Empresarios de la Jacetania, Pedro Marco, explicó que esta es una maniobra que solo se hace en caso de grandes atascos, como los que ayer se registraron en la zona.

La vuelta de los miles de visitantes se dejó notar en la estación de servicio del Hostal de Ipiés y en la panadería de Lanave, antes de la subida del Monrepós. Muchos engañaron la espera parando en estos establecimientos.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión