Despliega el menú
Huesca

El tren de mercancías del Canfranero viajó ayer por última vez a Barcelona en esta temporada

Silos Canfranc confía en reanudar las cargas de maíz en octubre o noviembre, cuando comience la nueva campaña. El gerente de la empresa señala que es una "circunstancia especial" por la mala cosecha en Pau y mejor en Toulouse.

El último tren del maíz desde el silo. El convoy salió sobre las 14.00 bajo una nevada de la estación de Canfranc hacia Martorell (Barcelona) donde está la empresa Cargill, destinataria del maíz que traen desde Pau.
El tren de mercancías del Canfranero viajó ayer por última vez a Barcelona en esta temporada
Laura Zamboraín

El tren de mercancías del Canfranero realizó ayer su último viaje de la temporada desde Silos de Canfranc hasta Martorell, debido a la mala cosecha de maíz en la zona del Bearn y la subida del precio del mismo, que ha obligado a que se suspenda el uso del ferrocarril y se utilice el transporte por carretera. Pero esta paralización no es definitiva, solo excepcional.

Hasta ahora, llegaban a Canfranc los camiones de Francia, descargaban en el silo y de ahí se cargaban las tolvas de maíz, que viajaban hasta Martorell. Pero desde el lunes, los camiones harán el trayecto completo desde Toulouse, donde ha ido mejor la cosecha, hasta el destino.

No obstante, desde Silos de Canfranc confían en que desde octubre, de cara a la nueva campaña, "volvamos otra vez a reanudar las cargas", según apuntó Antonio Barrio, gerente de la empresa en Canfranc. El tren de maíz que salió ayer por la tarde de Canfranc estaba compuesto por 13 vagones, aunque de normal son 15 los que forman el convoy. Y lo hizo acompañado de una meteorología adversa, porque ayer nevó.

Barrio recordó que no es la primera vez que hay que suspender el transporte de mercancías. "Ha habido varias interrupciones, tres o cuatro", como por ejemplo cuando se produjo un desprendimiento de rocas en la carretera francesa hace dos años y se cerró el túnel de Somport "o por algunas reparaciones en la vía".

Una línea casi sin inversiones

Precisamente, este tren cargado de maíz ha resistido a una línea ferroviaria sin apenas inversiones, "pero en principio funciona bien, llevamos tiempo sin que haya ocurrido ningún percance". La última vez que se paralizó el tráfico de mercancías fue el año pasado "en dos períodos, en marzo y septiembre y octubre, que estuvo parada por reparaciones", apuntó el gerente. Pero insiste en que ahora "es una circunstancia especial".

Desde Silos de Canfranc partían tres trenes diarios, con unas 850 toneladas por viaje, lo que suponen 140.000 toneladas al año. Según explicó Luis Encabo, gerente general de Silos de Canfranc, la cosecha ha bajado de 16 millones de toneladas a 11,5 millones de maíz francés. La subida de precio del maíz por la carestía en la zona del Bearn ha provocado que Silos de Canfranc contrate unos 14 camiones en Lérida, en lugar de en la comarca de la Jacetania, para ir a cargar cereal en los alrededores de Toulouse, donde ha sido mejor la cosecha.

Y la proximidad de esta zona a los pasos fronterizos de Viella (Lérida) o Bielsa (Huesca) supone que el tren de mercancías de Canfranc ha sido sustituido por los camiones que transportarán las toneladas de maíz a Cargill, la empresa de Martorell. Encabo aseguró que el motivo de la suspensión es coyuntural y económico, y que no supone el cierre definitivo. Esta suspensión temporal afectará con un ERE a dos de los cinco trabajadores de Silos en Canfranc.

Etiquetas
Comentarios