Despliega el menú
Huesca

El juicio contra Victorino Alonso por destruir la cueva de Chaves empieza el miércoles

El fiscal solicita para el empresario dos años y ocho meses de prisión por un delito contra un yacimiento arqueológico.

El juicio contra el empresario leonés del carbón Victorino Alonso por la destrucción hace siete años del yacimiento arqueológico de la cueva de Chaves, uno de los más importantes del neolítico en Europa, se celebrará en Huesca del 21 al 23 de este mes. El instructor considera a Alonso presunto autor de un delito contra el patrimonio histórico y de otro contra el medio ambiente. Como responsables civiles subsidiarias están acusadas las sociedades Fimbas, que gestionaba el coto de caza donde estaba el yacimiento (y de la que se considera al empresario administrador de hecho): Ferpi, que acometió las obras que destruyeron el yacimiento, y la aseguradora Mapfre Global Risk.

El fiscal solicita para Alonso dos años y ocho meses de prisión por un delito contra un yacimiento arqueológico. Apudepa reclama tres años de cárcel y multa de 288.000 euros. Ecologistas en Acción pide tres años por un delito contra el patrimonio y otro contra el medio ambiente. El Gobierno de Aragón se postula como actor civil y reclama sendas indemnizaciones de 50,9 y 14,3 millones basándose un informe pericial que elaboró el director del Museo de Huesca, el arqueólogo Vicente Baldellou, ya fallecido, que no solo valoraba la destrucción del yacimiento sino la pérdida de valiosa información que acarreó su desaparición.

El yacimiento se encontraba en una finca cinegética vallada en el Parque Natural de la Sierra y Cañones de Guara. A comienzos de 2009, tras la visita de Baldellou –director de las excavaciones arqueológicas que se venían desarrollando durante más de 30 años en el interior de la cueva– se hizo público que había sido arrasado todo el nivel neolítico (y parte del paleolítico) por maquinaria pesada.

La cueva de Chaves, en el despoblado de Bastarás hoy término municipal de Casbas era, junto a la Cova de l’Or de Alicante, el más importante yacimiento neolítico de la península Ibérica. Teniendo en cuenta que aún faltaba por estudiar más del 90% de su espacio, se considera que el daño causado es incalculable y supone un atentado contra el patrimonio histórico de primer orden.

Coincidiendo con el comienzo del proceso oral, Ecologistas en Acción ha convocado una concentración el miércoles 21 a partir de las 9.00.

Etiquetas
Comentarios