Despliega el menú
Huesca

Reunen 2.000 firmas contra la reapertura al tráfico de las calles Zaragoza, Alcoraz y Plaza de Navarra

Los vecinos han presentado un manifiesto en el que recogen los beneficios de peatonalizar el centro de Huesca.

Coches y veladores comparten calzada en el tramo del Coso Alto que se va a reurbanizar ahora.
Huesca iniciará la próxima semana las obras para peatonalizar otros dos tramos del Coso
Javier Blasco

Representantes de la plataforma vecinal contra la reapertura al tráfico de las calles Zaragoza y Alcoraz y la plaza de Navarra han hecho entrega este jueves en el Ayuntamiento de Huesca de 2.000 firmas que rechazan la propuesta del alcalde, Luis Felipe, de abrir estas vías indiscriminadamente al paso de vehículos en horario comercial.

Los vecinos han presentado además un manifiesto en el que recogen los beneficios que ha conllevado la peatonalización del centro, con la pretensión de que las entidades con representación en la Ponencia de Movilidad, convocada para el próximo día 15 de junio, tengan más elementos de juicio.

El portavoz de esta plataforma, José Martín Retortillo, ha dicho que "queremos que se mantenga la peatonalización como está, es una medida positiva, aprobada por todo el Ayuntamiento, está muy asumida por el vecindario, beneficia a toda la ciudad y a los vecinos en particular. De otra forma sería dar un paso atrás", ha estimado.

La plataforma ha recogido firmas entre los vecinos de la zona, pero también de otros muchos ciudadanos de otros puntos de la ciudad que prefieren que el centro continúe siendo peatonal, según ha manifestado José Martín Retortillo.

Los vecinos quieren que estas calles sigan siendo peatonales ya que se mejora en seguridad viaria, menor contaminación y mayores relaciones de vecindad, entre otras ventajas. Desde la plataforma recuerdan que los vecinos y autorizados disponen de un máximo de 45 minutos para aparcar en estas vías y no consideran que haya situaciones de abuso de esa facultad.

Asimismo, los vecinos indican que el Ayuntamiento es el único responsable de hacer cumplir las normas que él mismo ha dictado y que no hacerlo "supondría una irresponsabilidad".

En el manifiesto, apuntan que "optar por el tránsito indiscriminado de vehículos en las calles Alcoraz, Zaragoza y plaza de Navarra es una regresión evidente y más teniendo en cuenta que la plaza es un atractivo urbano del mayor interés tanto para los propios oscenses que pasean por el centro como para los turistas".

Etiquetas
Comentarios