Despliega el menú
Huesca

La tienda 'Trobada-Vintage' de Cáritas Huesca abrirá sus puertas este lunes

Este comercio cuenta con ropa y artículos a bajo precio para los más necesitados.

La tienda 'Trobada-Vintage' de Cáritas Huesca abrirá sus puertas al público el próximo lunes, 9 de noviembre, con una renovada imagen y 500 metros cuadrados de exposición y venta de ropa de segunda mano y complementos, que proporcionan un espacio diáfano y práctico.

La tienda ha sido reformada y mantiene su ubicación en la plaza Unidad Nacional. Estará abierta de lunes a viernes, de 10.00 a 13.00 horas y de 17.00 a 20.00 horas, gracias al trabajo de un grupo de 20 voluntarias.

Antes, en esta tienda, se vendía ropa y muebles, pero ahora se venderán únicamente prendas de segunda mano y complementos y los muebles se venderán en un local situado en la avenida Ramón y Cajal.

La directora de Cáritas Huesca, Pilar Polo, ha apuntado que "aquí hay ropa para todo el mundo y hemos llamado a la tienda Trobada Vintage, es decir, es lo viejo nuevo", para asegurar que este modelo de establecimiento "se está se está extendiendo mucho en Europa y queríamos que Huesca tuviera una tienda así".

Este comercio cuenta con ropa y artículos a bajo precio para los más necesitados y con otras prendas que pueden adquirirse a un mayor coste por lo que está abierta a la sociedad oscense en general.Inserción en Huesca

Esta tienda supone el último eslabón de un programa de inserción laboral que desarrolla Cáritas. Así, todos los artículos que se venden proceden de los 50 contenedores de ropa que hay repartidos por toda la provincia.

Una vez recogida, personas necesitadas y en riesgo de exclusión se ocupan de seleccionar y clasificarla, se recicla, higieniza, lava, plancha y etiqueta. "Esta tienda tiene su razón de ser en función de un proceso en el que se ayuda a la gente que está en paro", ha precisado Polo.

Además, "hemos querido ampliar la tienda porque este año hemos recogido 300 toneladas de ropa y nos preguntamos si necesitamos una segunda tienda". En la actual, "hay ahora 3.000 prendas, pero esperan otras 4.000 o 5.000".

Este programa de inserción laboral gira entorno a la empresa que Cáritas Huesca creó hace unos años, Carinsertas, que permite contratar trabajadores en situación de exclusión social.

Etiquetas
Comentarios