Despliega el menú
Huesca

Montaña

La Guardia Civil rescató a 13 personas en la provincia de Huesca el pasado fin de semana

Las actuaciones fueron en el barranco de La Peonera, en los Mallos de Riglos y en el Glaciar de Maladetas. Entre los rescatados había cuatro menores de entre 5 y 8 años.

El Servicio de Montaña de la Guardia Civil ha rescatado a 13 personas durante este fin de semana en la provincia de Huesca, entre ellas cuatro menores. 

En Huesca, el Servicio de Montaña y la Unidad Aérea han intervenido en el barranco de La Peonera, en los Mallos de Riglos y en el Glaciar de Maladetas. Dos de estas actuaciones se realizaron en horas nocturnas y con escasa visibilidad, mientras que en León ha actuación ha tenido lugar en el interior de la Cueva de Valporquero, ha informado la Benemérita en un comunicado.

Efectivos de la Guardia Civil se desplazaron al barranco de la Peonera, en el termino municipal de Bierge, después de recibir sobre las ocho de la tarde del viernes, 25 de octubre, un aviso de que diez barranquistas, entre ellos cuatro menores, no podían continuar el descenso, habiendo caído la noche y haciéndose peligroso cualquier desplazamiento debido a lo abrupto del terreno.

Una vez ubicado el lugar donde se encontraban los barranquistas, se dirigieron hacía él agentes del Servicio de Montaña de la Guardia Civil de Huesca, accediendo con un todo terreno y continuando a pie.

Al encontrarse ya de noche y tener que avanzar sobre un terreno de pedreras y monte bajo, con vegetación muy cerrada, la progresión se realizó de forma muy lenta. Finalmente, se localizó a los barranquistas sobre las 23.30 en un cortado a unos 50 metros por debajo de donde habían llegado los agentes de la Guardia Civil.

Dado que estas personas se encontraban en perfecto estado y el acceso hasta ellos era sumamente complejo y no se podía garantizar la seguridad de los especialistas de montaña para acceder al lugar ni la posterior evacuación de los rescatados, en especial de los menores, se determinó esperar a la mañana siguiente para hacer la maniobra con la ayuda del helicóptero.

Evacuación

El sábado, se puso en marcha el dispositivo de rescate con la Unidad Aérea y personal del Equipo de Montaña de la Guardia Civil de Huesca, que, tras realizar varios apoyos parciales en una faja del terreno, fueron evacuando a los barranquistas y trasladándolos hasta el lugar donde tenían estacionado su vehículo, hallándose todos ellos en perfectas condiciones físicas.

Los rescatados, seis adultos y cuatro menores de entre 5 y 8 años, son de nacionalidad francesa, han apuntado las mismas fuentes.

Por otra parte, ese mismo sábado 26, sobre las 19.35, se tuvo conocimiento de que en los Mallos de Riglos se habían escuchado unas voces pidiendo auxilio en la zona de escalada denominada Pany Haus, por lo que varios efectivos del Servicio de Montaña de la Guardia Civil de Huesca se desplazaron en vehículo hasta el lugar.

Una vez allí, iniciaron el ascenso hasta donde se encontraban quienes solicitaban ayuda, localizando a dos personas enriscadas a unos 100 metros del suelo ya que se les habían enganchado las cuerdas cuando realizaban el descenso y no podían continuar. Estos deportistas fueron ayudados por los especialistas y bajaron rapelando hasta el suelo en perfecto estado, finalizando el rescate sobre las 23.00.

Asimismo, el domingo, 27, efectivos del Grupo de Montaña de Benasque, la Unidad Aérea de Huesca y médico de 061 rescataron a un ciudadano francés que había sufrido una caída cuando ascendía por el glaciar y sufría heridas contusas en la cabeza y mentón, así como abrasiones en ambas manos.

El montañero fue trasladado en helicóptero a la localidad de Benasque y, posteriormente, al consultorio médico para curar las heridas.

Etiquetas