Despliega el menú
Huesca

Huesca

La perrera provincial inaugura las adopciones a domicilio

En lo que va de año han encontrado hogar 265 animales, superando ligeramente la media de otros años.

Un perro en la perrera municipal de Huesca
La perrera provincial inaugura un programa de adopciones a domicilio
DPH/PABLO OTIN

El Centro de Recogida de Animales de la Diputación Provincial de Huesca (DPH) contará a partir de agosto con un servicio de entrega a domicilio de los perros entregados en adopción. Así lo ha anunciado Lucía Guillén, responsable del área de Medio Ambiente de la institución. “Tratamos, de esta forma, de facilitar este proceso a aquellas personas a las que no sea posible, por algún motivo, venir hasta Huesca, poniendo nosotros los medios para hacerles entrega del animal”, manifestó Guillén.

Con fecha de 30 de julio de este año y según los datos aportados por la DPH, han encontrado dueño un total de 265 perros. La mayoría fueron en el mes de abril, con 44 adopciones, mientras que este mes de julio se han alcanzado 29 adopciones. En 2012, en total, se dieron en adopción 599 animales. “Este año, la media está siendo algo superior a la anual, contando que 2012 fue un periodo, por decirlo así, extraordinario en este sentido”, explica Guillén.

Como señala la responsable provincial de Medio Ambiente, las adopciones no se realizan solamente desde el territorio oscense, sino que también se solicitan desde otras comunidades autónomas e incluso desde otros países. Todo ello es posible gracias a la colaboración con otras entidades que realizan esta misma labor. La perrera provincial está así conectada con las redes Euronet y Riaca que facilita el proceso y trámites de localización y rescates de estos animales desde fuera del territorio nacional. La Comunidad Valenciana, Cataluña, Galicia y Andalucía son algunas de las provincias españolas a los que han viajado animales recogidos en Huesca, mientras que en el plano internacional, se han realizado envíos a Alemania, Holanda, Italia y Estados Unidos.

La DPH, recuerda Guillén, cuenta además con convenios con diferentes ayuntamientos de la provincia para la recogida de animales dentro de sus municipios. Como señala la responsable de Medio Ambiente, hay periodos del año como los meses siguientes a las navidades, antes de las vacaciones de verano o coincidiendo con la época de cría de las hembras, que se producen más avisos de recogida. “Sus dueños se han podido cansar de ellos o se han dado cuenta de que no se pueden hacer cargo”, señala Guillén.

La perrera cuenta con un total de 49 plazas. Cuando se sobrepasa este número se entregan, hasta un máximo de 5, a colaboradores de la entidad. Se intenta, de esta forma, reducir al mínimo posible el número de sacrificios. “En este sentido, hacemos todo lo que está en nuestra mano por fomentar las adopciones, aunque también existen casos en los que el animal llega herido de un accidente o se encuentran muy enfermo y no queda otro remedio”, asegura Guillén.

“Son animales muy agradecidos”

Como señala, por otra parte, José Abarca, responsable veterinario del centro, al ser Huesca una ciudad de población reducida, la mayoría de las adopciones se concentran en otras provincias, como la zona norte de España, Madrid, Valencia, Barcelona o Zaragoza. Señala, asimismo, la importancia de la adopción internacional. “Los demandan todo tipo de personas, desde familias a personas que se encuentran solas y quieren un animal de compañía”, asegura Abarca. Uno de los medios más utilizados es así, como indica el veterinario, la página web de la Diputación de Huesca, donde pueden verse los ejemplares que esperan un nuevo hogar.

Todos ellos se entregan a sus nuevos dueños desparasitados, vacunados y con su pasaporte sanitario y ‘microchip’ de localización. Durante su estancia en el centro de recepción, se aplica además la nueva normativa en materia de bienestar animal, junto a los cuidados sanitarios adecuados. “Antes de adoptar un animal, lo primero en lo que hay que pensar es que se trata de un ser vivo y de que es para toda la vida. Suelen ser además animales muy agradecidos, son grandes animales de compañía y comprenden perfectamente que se les está llevando a su nueva casa”, apunta José Abarca. 

Etiquetas