Despliega el menú
Huesca

Temporal

Desaparece el peligro de desbordamiento en Fraga

La previsión era que se pudiera llegar a los 900 metros cúbicos, pero el máximo caudal se alcanzó finalmente a las 20.00 horas del miércoles con 810,72.

El Cinca, a su paso por Fraga
El Cinca, a su paso por Fraga
TWITTER/@TOMASTTORRENTE

El alcalde de Fraga, Santiago Escándil, ha informado de que el peligro de desbordamiento del Cinca a su paso por la localidad se ha alejado, pero no obstante ha recomendado a los ciudadanos que no relajen las medidas de seguridad, ya que la previsión es que el caudal se mantenga hasta final de semana por encima de 600 metros cúbicos por segundo.

Así lo han asegurado fuentes del Ayuntamiento de Fraga tras la reunión del equipo de coordinación del dispositivo de emergencias que se activó el pasado miércoles ante el riesgo de que el Cinca se desbordara.

Pero los 600 metros cúbicos por segundo es "un caudal importante" y ha instado a los ciudadanos a respetar las limitaciones de acceso al cauce y hacerlo "con la debida prudencia".

El volumen de agua que transporta el río se mantiene por el desagüe de los pantanos, en los que la Confederación Hidrográfica del Ebro quiere mantener un margen de embalse de seguridad.

El alcalde ha dado también las gracias al personal que ha participado en el dispositivo de seguridad activado: Protección Civil, Policía Local, Guardia Civil, bomberos, técnicos municipales y ciudadanos.

El caudal del Cinca a su paso por Fraga permanece estable por debajo de los 800 metros cúbicos por segundo.

Sin grandes daños

No se han producido daños materiales y personales en la ciudad pero el río anegó completamente el parque inundable del Cinca y obligó a cortar, tal y como estaba previsto, el Camino de Massalcoreig, que permanece cerrado.

Además, el muro de contención construido entre Fraga y Velilla después de la riada de 1982 -en la que se superaron los 1.200 metros cúbicos por segundo- aguanta a pesar de registrar filtraciones en la zona de huertas.

El punto más sensible se encuentra aguas abajo del núcleo urbano en dirección a Torrente y a unos 200 metros del puente de la autopista AP-2, enclave en el que las fuerzas de seguridad aún mantienen un retén

Etiquetas