Despliega el menú
Huesca

Patrimonio

El relicario desaparecido de Santa Waldesca regresa al Monasterio de Sijena

El alcalde de Villanueva de Sijena, Alfonso Salillas, ha sido el encargado de dar a conocer la noticia en una rueda prensa acompañado por los concejales de la corporación y el abogado del ayuntamiento, Jorge Español.

El relicario de Santa Waldesca, desaparecido desde 1969 al ser enviado desde el Monasterio de Sijena (Huesca) al Monasterio Sanjuanista de Bonanova (Barcelona) y encontrado en 2010 tras ser denunciado su robo por un particular de Riudecols, en Tarragona, ha regresado a su localización original. 

El alcalde de Villanueva de Sijena, Alfonso Salillas, ha sido el encargado de dar a conocer la noticia en una rueda prensa acompañado por los concejales de la corporación y el abogado del ayuntamiento, Jorge Español.

El Monasterio de Sijena, edificado en el siglo XII con un estilo románico tardío y cisterciense, recibió en 1597 del Gran Maestre de la Orden de Malta el relicario de Santa Walcesca, un tesoro que permaneció allí junto con otros tantos objetos valiosos hasta el estallido de la Guerra Civil, ha recordado el alcalde.

Con el conflicto, y antes de que el monasterio, declarado Monumento Nacional en el año 1923, fuese incendiado, "las monjas repartieron el patrimonio entre los vecinos del pueblo" hasta que terminaron las disputas. En diciembre de 1969, el relicario en cuestión, de unos 20 por 30 centímetros y realizado en plata, partió junto con otros objetos al Monasterio Sanjuanista del barrio de la Bonanova de Barcelona, donde las últimas cinco monjas que quedaban en Villanueva se trasladaron por motivo de unas obras de Patrimonio. 

No obstante, en el traslado, este relicario, junto con otros cuatro, quedó desaparecido ya que "no aparecía ni en el inventario de todo lo comprado por la Generalitat de Cataluña, ni en el de la Diócesis de Lérida", ha recordado Salillas.

La sorpresa llegó cuando el 14 de marzo de 2010 un particular, Lorenzo Grau, denunció el robo de varias joyas y antigüedades en la masía 'casa Grau' en Riudecols (Tarragona), ha explicado Español, un material que tras ser recuperado por la policía apareció en la televisión y una vecina de Villanueva de Sijena identificó una de las piezas como el relicario de Santa Waldesca.

Esta vecina octogenaria, ha continuado el abogado, "recordaba haber tenido el relicario entre las manos, cuando su familia lo resguardó en casa durante la Guerra Civil", por lo que avisó al ayuntamiento, que inició un proceso judicial que tras dos largos años ha acabado con la expropiación del relicario por una cantidad de 1.035 euros que pagó el ayuntamiento.

Así, el relicario de Santa Waldesca, "parte indivisible de la declaración de Monumento Nacional de 1923", descansa ya en el Monasterio, una noticia que "ha revolucionado al pueblo y sobre todo a la vecina que lo reconoció", ha asegurado el alcalde.

Es, ha dicho, una victoria que "da pie para recuperar el resto de piezas", muchas de ellas sumidas en la lucha por la devolución de los bienes de arte sacro de Berbegal, Peralta y Villanueva de Sijena depositados en Lérida.

Etiquetas