Despliega el menú
Huesca

MALOS TRATOS

El Instituto Aragonés de la Mujer inicia sus actividades contra la violencia de género

Las mujeres discapacitadas y las del colectivo gitano centrarán este año las jornadas de trabajo.

Elena Pérez, directora del IAM en Huesca, minutos antes de la proyección de 'Ágora', en la DPH.
El Instituto Aragonés de la Mujer inicia sus actividades contra la violencia de género
JAVIER SÁNCHEZ

La proyección de la tarde de ayer de la película 'Ágora', de Alejandro Amenábar, abrió la programación de actos con la que el Instituto Aragonés de la Mujer (IAM) celebra en la capital oscense hasta el próximo jueves, el Día Internacional para la eliminación de la violencia para la mujer. "Esta semana, lo que intentamos, básicamente, es luchar contra la violencia de género, haciendo visible este problema tan grave, el mayor, para nosotros, de la mujer a día de hoy", aseguraba, minutos antes del inicio de la actividad, la directora del IAM en la provincia de Huesca, Elena Pérez.

A las 11.00 de mañana, en el aula 2 de la sede del Gobierno de Aragón de la calle de Ricardo del Arco, tendrá lugar la celebración de la Jornada 'La violencia de género en las mujeres con discapacidad', en la que intervendrá la Coordinadora de Asociaciones de Personas con Discapacidad (Cadis). "Se trata de un perfil de mujer que no habíamos tratado todavía y del que hemos tratado ya casos en nuestras oficinas. Las diferentes asociaciones que operan en Huesca con este colectivo facilitan además nuestra labor", comentaba Pérez. Y añadía: "Hemos atendido de todo, desde malos tratos por parte de familiares, hasta por parte de parejas y también abusos sexuales".

Para el miércoles se ha reservado, por otra parte, la Jornada 'Trabajando en igualdad para prevenir la violencia', que dará comienzo a las 17.00 en el centro cultural Genaro Poza de Huesca, con la colaboración además de la Federación de Asociaciones de Consumidores y Usuarios (Feaccu). "Lo que pretendemos es que después, dentro de cada asociación las propias presidentas de cada asociación se encarguen de trabajar con la metodología de los talleres de igualdad y también cómo deben actuar si detectan algún caso", señalaba la directora del IAM en Huesca.

El jueves, por último, tendrá lugar la I Jornada de la Plataforma de Mujeres Gitanas por la Igualdad, en la que se incidirá en el tema de la anterior y para la que se ha elegido el título: 'Igualdad y prevención de la violencia'. Será en esta ocasión a las 9.30, de nuevo en la sede del Gobierno de Aragón en Huesca, en la calle de Ricardo del Arco. "En el colectivo gitano también se vive el problema de los malos tratos. Queremos orientar esta sesión hacia el trabajo en igualdad, ya que uno de los grandes problemas de la violencia de género es que tanto las personas que la ejercen como las que la padecen, piensan estar viviendo una situación de dominación", afirmaba la directora del IAM en Huesca.

"El maltrato no tiene un perfil concreto"

"La persona maltratada no tiene un perfil concreto de edad ni de clase social, aunque últimamente sí estamos atendiendo un número muy alto de mujeres inmigrantes, dado que cuentan con menos recursos para hacer frente a este tipo de situaciones", explicaba la responsable del IAM. "A este problema se une además ahora la situación de crisis económica que está haciendo que en muchos hogares se estén viviendo situaciones difíciles", añadía Pérez. Las víctimas de malos tratos, suelen tener, según Pérez, "la autoestima muy deteriorada, ya que muchas veces, antes del maltrato físico, llega el maltrato psicológico. Ya tras recibir el asesoramiento psicológico y jurídico, puede poner límites a esa situación y decidir si abandona el domicilio".

"Queremos incidir en colectivos específicos, las circunstancias concretas de cada cual y los recursos a los que pueden acceder. En el Instituto, por ejemplo, contamos con un servicio de atención psicológica para mujeres sordas", señala Pérez. El IAM cuenta además con un teléfono gratuito de emergencia en el que se pueden denunciar los casos de violencia. Se trata así del 900 504 405. Allí, cualquiera que llame, será atendido, durante las 24 horas del día, por una trabajadora social. "Es muy importante que se llame para tratar cualquier asunto, ya sea para resolver dudas o cuando se den los primeros indicios de maltrato, como un insulto, el intento de separación de la familia o si no, se puede acudir a nuestras oficinas, en la calle Ricardo del Arco o a los Servicios Sociales del Ayuntamiento de Huesca. Todo lo que sea prevenir es poco", recomienda Pérez.

A la espera de conocerse los datos de este año, en 2010 se atendieron en la provincia de Huesca en la asesoría psicológica del IAM, a un total de 685 mujeres, de las cuales 246 eran víctimas de maltrato. La asesoría jurídica atendió, por otra parte, a 332 mujeres, de las cuales 32 eran víctimas de la violencia en su hogar.

Etiquetas