Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

MEDIOAMBIENTE

Denuncian las afecciones de una extracción de gravas en Perarrúa

Ecologistas y vecinos también critican el impacto de la actuación sobre el río Ésera.

Imagen de los trabajos que se están realizando en el cauce del Ésera a su paso por Perarrúa.
Denuncian las afecciones de una extracción de gravas en Perarrúa
áNGEL GAYúBAR

El grupo de Ecologistas en Acción de Ribagorza ha denunciado lo que considera una "abusiva" extracción de gravas que se está produciendo en el cauce del río Ésera a la altura de la localidad de Perarrúa. Además, el asunto llegará a las Cortes de la mano de CHA, que ya ha registrado una pregunta al respecto.

Los ecologistas creen que esta extracción de áridos "solicitada por el propio Ayuntamiento" supone un ataque más a sumar a los que "está siendo sometido el río Ésera en el tramo entre Campo y Graus". Según el colectivo conservacionista, si las solicitudes de aprovechamientos hidroeléctricos que se están realizando en los últimos años en este tramo están siendo cuestionadas y alegadas, "no podía ser menos la actuación a todas luces lesiva para la salud del río, como ecosistema vivo, que se está llevando a cabo en el cauce del Ésera en Perarrúa".

Recuerdan los ecologistas que cuando comenzó el proceso de extracción de las gravas, vecinos y asociaciones dieron un voto de confianza al Ayuntamiento para lo que parecía una actuación en la margen derecha del río "encaminada a recuperar el camino desde la calle Mayor a Besians". Pero tras varios días de movimiento de maquinaria han podido comprobar que se está realizando lo que entienden que es "pura y llanamente otro ataque directo al río y al pueblo de Perarrúa".

Los conservacionistas afirman que es "igualmente denunciable" la actuación de las administraciones, local e hidrológica, porque, a su entender, "manifiestan una lamentable opacidad en la información" y exigen a ambas entidades que den cuenta sobre las medidas que se piensan tomar "para que el río pueda recuperarse de la agresión que supone la alteración a que está siendo sometido". Igualmente exigen la acción de policía que "la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) debería llevar a cabo en cumplimiento de la Directiva Marco de Aguas de la Comunidad Europea".

Por su parte, la Asociación de Vecinos de Perarrúa recalca que la extracción de gravas junto al pueblo ha generado ya un profundo "impacto visual" y abunda en las "consecuencias gravísimas" que tendrá sobre el ecosistema del río durante años.

Cabe recordar que el Ayuntamiento de Perarrúa solicitó en febrero ante la CHE un permiso para la extracción de 9.000 metros cúbicos de áridos en el cauce del río Ésera, que fue aprobado.

Ante esta situación, el diputado de CHA en las Cortes Joaquín Palacín ha registrado una pregunta para conocer las medidas que va a tomar el Departamento de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente. Palacín, que solicita una actuación urgente, recuerda que "los excesos en algunas extracciones de áridos suponen una de las afecciones más graves a los ecosistemas fluviales, modificando incluso el curso de los ríos".

Etiquetas