Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

RETRASO EN LA ACTUACIÓN

La peatonalización de la plaza de López Allué entrará en fase de pruebas a finales de este mes

Hace ya seis meses que Huesca colocó el sistema para el control de acceso de los vehículos.

Los coches transitan ahora por uno de los laterales de la plaza.
La peatonalización de la plaza de López Allué entrará en fase de pruebas a finales de este mes
J. BLASCO

La plaza de Luis López Allué, en el centro de Huesca, será peatonal a partir de septiembre. Es el plazo que el concejal de Movilidad, Gerardo Oliván, ha marcado para que los coches dejen de utilizar esta zona como un paso alternativo a los cosos. Estaba previsto que las restricciones fueran efectivas desde el pasado mes de marzo, pero el equipo de gobierno, comandado entonces por el PSOE, decidió paralizar la actuación a pesar de que gastó casi 60.000 euros en la colocación del bolardo y el semáforo.

El gobierno del PP está decidido a afrontar los cambios. A finales de este mes y durante diez días, el pivote instalado en el acceso a la plaza desde la calle de Moya funcionará en pruebas para que los conductores tomen conciencia de que este paso se cortará definitivamente al tráfico. Se permitirá solo el acceso a los usuarios de los garajes, a los vehículos de emergencia y a los de carga y descarga, que podrán pasar de 8.00 a 11.00 para suministrar a los comercios, ultramarinos y establecimientos de hostelería allí ubicados. Los vehículos saldrán por la calle de Cuatro Reyes.

Oliván explicó ayer que se van a encargar las tarjetas que darán acceso a la plaza controlando la bajada del bolardo para ponerlas a disposición de los colectivos afectados a través de la Policía Local. «Espero que la última semana de este mes podamos implantar el sistema de forma experimental y recoger sugerencias y posibles problemas para implantarlo definitivamente en diez o quince días», dijo el concejal de Movilidad.

Como complemento a esta peatonalización, el Ayuntamiento ha habilitado el solar de la plaza de la Moneda, próximo a López Allué, como aparcamiento provisional en tanto no se construyan allí las viviendas proyectadas. Es un parquin en superficie y gratuito destinado a quienes se acercan a esta zona de la ciudad para hacer sus compras.

Los vecinos del casco histórico esperan que esta peatonalización sea esta vez definitiva. «Así se acordó en la Ponencia de Movilidad, donde estaban representados, además de los vecinos, los comerciantes y los hosteleros, comentó Susana Oliván, presidenta de la Asociación Osce Biella.

Etiquetas