Despliega el menú
Huesca

ACCIDENTES DE MONTAÑA

Ocho horas para rescatar en el Aneto a una pareja con agotamiento e hipotermia

Los agentes de montaña tuvieron que realizar gran parte del socorro a pie porque la intensa niebla impedía volar al helicóptero.

La niebla y el frío complicaron el rescate de una pareja que pidió socorro ayer al mediodía desde la falda del Aneto (Benasque) porque se encontraban agotados. Ocho horas empleó la Guardia Civil para evacuarlos ya que tuvieron que realizar la mayor parte del rescate a pie. El helicóptero no podía volar por debido a las difíciles condiciones meteorológicas.

Fue sobre las 13.00 cuando la pareja de montañeros murcianos pidió auxilio. Fuentes de la Guardia Civil explicaron que se encontraban cerca de la zona conocida como los Portillones. Estaban agotados por el ascenso al Aneto (3.404 metros de altitud), la niebla comenzaba a cubrir toda la zona y el frío era cada vez más intenso.

Fueron esas condiciones meteorológicas -explicó la Guardia Civil-, las que impidieron que el helicóptero de la Benemérita con base en Benasque pudiera colaborar en el auxilio, por lo que los agentes de montaña salieron a pie. Calcularon que localizar a la pareja, atenderla y trasladarla hasta el refugio de La Renclusa para que pudieran reponer fuerzas les llevaría entre siete y ocho horas.

El auxilio comenzó a hacerse a pie, pero antes de haberlo finalizado, se despejaron las nubes y el helicóptero acudió al encuentro. Sobre las ocho de la tarde, la pareja de montañeros se encontraba ya en el centro de salud de Benasque, donde fueron atendidos de agotamiento y principios de hipotermia. Posteriormente se les trasladó hasta Los Llanos del Hospital de Benasque, donde se encontraba su vehículo.

Cabe recordar que la Agencia de Meteorología había activado para ayer una prealerta por viento fuerte y lluvias en el Pirineo.

También las condiciones meteorológicas, sobre todo el fuerte viento que soplaba en la zona, complicaron un rescate que tuvo lugar a última hora de la tarde del sábado en la brecha de Latour del Pico Balaitous (Sallent de Gállego). Una montañera navarra de 26 años sufrió una caída y se fracturó la tibia y el peroné, así como varios huesos de la mano derecha. Según informó la Subdelegación de Gobierno en Huesca, fue evacuada por los agentes de montaña hasta el Pueyo de Jaca, donde la atendió una enfermera del 061. Posteriormente, se la trasladó al hospital San Jorge de Huesca. Además, ese mismo día, la Guardia Civil evacuó a un barranquista que sufrió un accidente en el río Vero.

Etiquetas