Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

OBRAS

La FAM planea un refugio en Maladeta de 1,5 millones de euros

La Federación de Montaña ya ha presentado un proyecto básico. Montanuy lleva años demandando esta infraestructura, a 2.300 metros de altitud.

 Un refugio a 2.300 metros de altura, a los pies del macizo de Maladeta y en plena transpirenaica (el sendero de gran recorrido, el GR-11, que atraviesa los Pirineos desde cap de Creus hasta Irún). La Federación de Montaña de Aragón (FAM) proyecta levantar un albergue con guarda entre el lago de Cap de Llauset y el de Botornás, en la zona oriental del Parque Natural del Posets-Maladeta, y aunque no habla de plazos, ya ha solicitado licencia de obra al Ayuntamiento de Montanuy, municipio en el que se levantaría la casa.

«No hay refugios guardados en la zona, está sobre el trazado del GR-11 -una de las rutas más conocidas- y hay picos atractivos en los alrededores, la zona oriental del macizo de las Maladeta», esgrimió Sergio Rivas, responsable de refugios de la FAM, como los motivos deportivos que les han llevado a elegir este lugar.

El primero en esta zona

Si bien es una zona que ya se ha propuesto en otras ocasiones, aunque no ha llegado a buen puerto, que el actual Ayuntamiento tenga interés y que los propietarios del monte Llauset-Anglios, terrenos en los que se asentaría, lo vean con buenos ojos también han sido determinantes a la hora de presentar el proyecto.

En Montanuy la iniciativa gusta mucho. «Hace años que se hablaba de construir un refugio en Montanuy, es una reivindicación del ayuntamiento porque en la zona de Llauset no hay ninguno con guarda», recalcó el alcalde de dicho municipio, José María Agullana. Reconoció que de momento solo está el proyecto básico y que deben pasar algunos trámites, pero confía en que «sea una realidad» cuánto antes.

Aunque lo que han presentado es solo un proyecto básico y quedan muchos aspectos por definir, la FAM calcula que el presupuesto de construcción podría ascender a 1,5 millones de euros y que, previsiblemente, al igual que los últimos que han levantado, tendría alrededor de 80 plazas. «El diseño dirá qué energía se utiliza, pero lo que si se ha marcado ya en el primer documento es un buen aislamiento y que su orientación será lo máximo posible cara sur para optimizar la energía solar», relató Rivas, quien no descartó que puedan utilizar también la energía eólica con la instalación de pequeños molinos o incluso solicitar permisos para una pequeña turbina.

Años de obras

Ahora será el Ayuntamiento de Montanuy quien remita el proyecto básico que ha presentado la Federación Aragonesa a los servicios de Urbanismo de la Diputación Provincial de Huesca y al Instituto Aragonés de Gestión Ambiental (Inaga).

No saben cuanto tardarán en completar los trámites ni, por lo tanto, cuando podrían iniciarse las obras, aunque si recalcó Ribas que se prolongarán varios años ya que al lugar elegido se accede después de hora y media de caminata desde el embalse de Llauset, lugar hasta el que llega una pista.

«En Bachimaña (Panticosa) los trámites se demoraron un año y medio y llevamos, con este próximo verano, cinco años de obras», puso como ejemplo. Y es que solo puede trabajarse en la construcción durante los meses de verano ya que el difícil acceso y las condiciones meteorológicas, con nieve desde el otoño hasta la primavera, impiden que se puedan llevar a cabo trabajos durante todo el año.

Etiquetas