Despliega el menú
Huesca

El Ayuntamiento decide aparcar la planta de biogás de Fornillos por falta de fondos

Argumenta que no quiere hipotecar a la próxima corporación con una inversión de 850.000 euros.

La planta usaría el gas que sale de las chimeneas del viejo vertedero.
El Ayuntamiento decide aparcar la planta de biogás de Fornillos por falta de fondos
J. B.

El Ayuntamiento de Huesca no convertirá el viejo vertedero de Fornillos, inutilizado desde el año 2003, en un parque de producción de energía a partir de fuentes renovables como el biogás, el sol o el viento. El equipo de gobierno (PSOE-PAR) comunicó ayer al resto de grupos su decisión de aparcar este proyecto, denominado Park Renova, argumentando que las arcas municipales no pueden asumir en estos momentos los 850.000 euros comprometidos en su día para su ejecución (el resto hasta 2,1 millones los financiaba la Unión Europea través del programa Life).

Domingo Malo, portavoz del grupo socialista, justificó la decisión por varios motivos. El primero y más importante es que «no queremos hipotecar a la siguiente corporación», destacó, y en este sentido reconoció la dificultad que supondría comprometer hoy por hoy esta importante inversión «teniendo en cuenta que en estos tiempos de crisis los ingresos del ayuntamiento han bajado sensiblemente». Pero además, desde el PSOE recalcaron que aunque este proyecto iba a suponer un plus para potenciar el desarrollo sostenible de toda la zona, el actual vertedero ya cumple con las normativas medioambientales.

 

«Sale muy poco gas»

La tercera y última causa que les ha hecho desestimar esta iniciativa es que de la torre que expulsa el metano «sale muy poco gas ahora mismo con lo cual era demasiada inversión para tan poco resultado a corto plazo», recalcó el portavoz socialista. Pese a todo, Domingo Malo insistió en que siguen creyendo que es un «buen proyecto» y que estarían dispuestos a retomarlo en el futuro. «Pero no en este año», reiteró.

Tras esta decisión, el Ayuntamiento de Huesca tendrá que devolver los 227.000 euros que ya le había transferido la Unión Europea en concepto de anticipo.

El proyecto, que fue presentado públicamente hace tres años y que iba a ser ejecutado por una empresa privada en régimen de concesión, serviría para que el vertedero actual se pudiera autoabastecer de energía ya que los primeros cálculos indicaban que llegaría a generar energía suficiente cada año para abastecer a una población de entre 700 y 800 habitantes. La apuesta era tan firme que se llegó a anunciar que este ecoparque estaría listo en 2013.

Además del aprovechamiento del biogás que está generando toda la materia orgánica almacenada durante los 12 años en que estuvo operativo el viejo vertedero (209.000 toneladas de basura orgánica), se iban a instalar placas solares y aerogeneradores.

 

Críticas de Izquierda Unida

La portavoz municipal de IU, Pilar Novales, criticó ayer la decisión de eliminar el proyecto y de renunciar a los fondos europeos «porque era una de las escasas apuestas en materia medioambiental que se estaban llevando a cabo en esta ciudad», lamentó. La edil también denunció que se haya tomado la decisión por decreto de Alcaldía y «sin debate previo», dijo, lo que, en su opinión, «demuestra un desinterés absoluto por el medio ambiente».

Etiquetas