Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

PYRENAIR

Morlán recalca que el aeropuerto seguirá abierto y apuesta por la continuidad de Pyrenair

El secretario de Estado no anunció propuestas para impulsarlo a la espera a la reunión institucional de mañana.

Aeropuerto Huesca Pirineos
Morlán recalca que el aeropuerto seguirá abierto y apuesta por la continuidad de Pyrenair
R. GOBANTES

Con más o menos actividad, el aeropuerto Huesca-Pirineos no cierra. El secretario de Estado de Infraestructuras, Víctor Morlán, insistió ayer en que «es un aeropuerto que sigue y que va a seguir», pero admitió que «el cese de la actividad de dos empresas ha tenido sus consecuencias para el funcionamiento de los vuelos que tenía previstos». Aunque resaltó que su deseo es que funcione porque el Ministerio de Fomento ha invertido 58 millones de euros en una terminal que cada año genera 4,2 millones de euros de pérdidas, tampoco propuso alternativas para relanzar una actividad que ha caído en solo quince días.

No obstante, confía en que la aerolínea Pyrenair «se recupere pronto para que pueda continuar con este esfuerzo de dar buena vida al aeropuerto de Huesca». Son las primeras declaraciones públicas de Morlán acerca de la situación del aeropuerto después de que el martes pasado la citada empresa altoaragonesa cancelara sin previo aviso todos vuelos para traer esquiadores hasta el final de la temporada fijada para el 11 de marzo. «Quisiera destacar el esfuerzo que ha hecho Pyrenair y su presidente, Hugo Puigdefábregas, para que esta compañía funcione, aunque las circunstancias económicas le han afectado», insistió.

El consejo de administración de la compañía, después de suprimir los vuelos con Madrid y La Coruña por «problemas de liquidez», se reunirá mañana para decidir el futuro. Su presidente apuesta por retomar el año que viene los vuelos desde Huesca, e incluso desde Lérida donde se cancelaron una semana antes.

Fue solo la culminación de una crisis que comenzó hace unos meses con el descenso de la actividad de la escuela de pilotos Top Fly que finalmente cerró hace dos semanas sus instalaciones en Huesca, donde se han llegado a formar promociones de 140 alumnos chinos. Ahora solo queda una ruta desde Londres todos los domingos hasta el 3 de abril, organizada por Aramón para traer clientes a sus estaciones. No obstante, el secretario de Estado destacó el uso deportivo de las instalaciones por parte del Club Nimbus y el servicio para la Guardia Civil.

Sin soluciones

Por el momento, Morlán no apuntó posibles soluciones, aunque confía en que las alternativas salgan de la reunión convocada para mañana en el edificio Pignatelli por la consejera de Presidencia del Gobierno de Aragón, Eva Almunia. Además del secretario de Estado, participará el alcalde de Huesca, Luis Felipe, el presidente de la Diputación Provincial, Antonio Cosculluela, el director general de AENA, Javier Marín, el presidente de CEOS en Huesca, José Luis López, y el presidente de la Cámara de Comercio, Manuel Rodríguez Chesa.

De momento, no se han escuchado propuestas para relanzar el aeropuerto. Solo el consejero de Transportes del Gobierno de Aragón, Alfonso Vicente, apostó el jueves por las compañías de bajo coste como «solución». De hecho, señaló que ya habían mantenido contactos con una aerolínea de estas características. Con respecto a esta idea, el secretario de Estado de Infraestructuras, quiso resaltar las dificultades que este y otros aeropuertos de España atraviesan por la situación económica actual. «Creo que tenemos que ser realistas con lo que se puede hacer, tenemos que ver cuáles son los caminos más adecuados para hacerlo y tenemos que ver de qué manera fomentamos el uso del aeropuerto, para que se establezca un camino en el que todos estemos de acuerdo», indicó.

Al mismo tiempo, también insistió, como ya hizo Eva Almunia hace unos días, en que el aeropuerto no era una de sus «prioridades», sin citar que se proyectó y se comenzó a construir por un empeño del entonces presidente de la Diputación Provincial de Huesca, Rodolfo Aínsa (PP), que contó con el apoyo del ex ministro Francisco Álvarez Cascos. «Cuando llegamos en 2004, nos encontramos con las obras ya muy avanzadas y lo acabamos, que creo que era necesario hacerlo. Hoy no es un día para hablar de lo que ha pasado hasta ahora sino de ver cómo esta situación de crisis que atravesamos es también una oportunidad para que entre todas las instituciones podamos sacar adelante el aeropuerto», comentó Morlán.

Con respecto a las críticas del PP de que no se había llegado a formar la sociedad promotora del aeropuerto a pesar de haber un compromiso institucional en 2006, comentó que se creó la sociedad para el desarrollo Prodesa y que hubo implicación de distintos ámbitos. Pero, «no es cuestión de que miremos a lo que se podía hacer en 2006 sino ver lo que podemos hacer en 2011 con una situación económica totalmente distinta», comentó Morlán, que confía en encontrar una solución porque «hay aspectos que mantienen la esperanza de que el aeropuerto tenga futuro», concluyó.

Etiquetas