Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

FÚTBOL REGIONAL

«Es pronto para que se marquen diferencias»

El entrenador del Binéfar, Álex Monserrate, no cree que los cuatro primeros clasificados sean ya inalcanzables para el resto.

Álex Monserrate, entrenador del Club Deportivo Binéfar, durante un encuentro.
«Es pronto para que se marquen diferencias»
JAVIER BLASCO

El Club Deportivo Binéfar aguarda los rigores del invierno. En una jornada poco propicia para los conjuntos altoaragoneses de Tercera División, derrotó al Ebro (1-0) y se mantiene entre los cuatro elegidos para disputar el 'play off' de ascenso a Segunda División. Con el Andorra, líder destacado, muy lejos del alcance de sus seguidores, los celestes defienden una cuarta plaza que le discuten varios conjuntos que llegan por detrás, entre ellos Monzón y Sabiñánigo. Se avecina una pelea hasta la última jornada para un cuadro literano que apenas se ha descabalgado de la elite en lo que va de curso.

Su situación ha dejado de ser una sorpresa. Nadie le recuerda su cartel de recién ascendido. Aparecía en las quinielas veraniegas como candidato a hacer algo grande y ahí se mantiene, contra viento y marea, sujetado en su fenomenal andadura en su campo del Nuevo Los Olmos, donde todavía no ha perdido. Aventaja en cuatro puntos al Ejea y en cinco a Monzón y 'Sabi'. Ya tiene a ocho al Valdefierro. Y la segunda plaza que ostenta el Utebo a solo dos. Nadie puede dar nada por hecho.

Así piensa el técnico, Álex Monserrate: «Es pronto. Los que perdieron este fin de semana no deben pensar que están fuera de la pelea. Desde Navidad, la lucha se ha reducido a seis equipos de los que únicamente el Andorra tiene una clara ventaja. Las distancias son muy cortas». El preparador, con experiencia en situaciones similares, atribuye un mérito infinito a un Binéfar cuya una de sus claves más importante detectó temprano: creía en sus posibilidades.

Los celestes se han hecho fuertes desde que perdiesen en la primera jornada en Sabiñánigo. En su campo solo han concedido empates con Calatayud, Ejea y Sabiñánigo. «El equipo se ha sentido bien desde el principio -seguía Monserrate- pese a ser recién ascendido y se nos ha dado bien jugar en nuestro campo. No esperábamos sumar tantos puntos desde el comienzo y se ha demostrado que es importante perder el menor número posible de partidos en Los Olmos».

El míster sí ha detectado «fallos» a domicilio, moneda común con el resto de rivales por la fase de ascenso. Y es que «la liga está muy igualada y no tenemos que pensar más que en ir partido a partido. Las segundas vueltas siempre son más difíciles porque todo el mundo se juega algo». La próxima cita llevará a los binefarenses al campo de un Sariñena inmiscuido en la pelea por no bajar a Preferente. Derbi provincial con objetivos bien diferentes. «Los equipos de abajo ya han conseguido resultados sorprendentes y el Sariñena siempre es un rival complicado. Más, con lo que se juega», terminaba un Monserrate que confía en «mantener distancias» con los clubes que les siguen en las trece últimas jornadas.

Etiquetas