Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

SD HUESCA

Profesión de fe

Onésimo se muestra convencido de que su equipo mantendrá la tensión necesaria en el duelo de mañana ante Las Palmas.

Onésimo bromea con el central Ochoa, ayer en el Pirámide.
Profesión de fe
JAVIER BLASCO

Onésimo transmite cada vez más seguridad. Lo hacía sin el colchón de los resultados. Así que ahora se le aprecia aún más firme en sus convicciones. Admite que puede cometer errores, como el equipo, pero refleja una gran confianza en la línea de trabajo que mantiene el colectivo y que le ha llevado a ocupar en la actualidad una posición de relativa comodidad en la tabla.

Discierne el técnico pucelano los matices que rodean cada partido. A pocas horas de buscar el asalto al Estadio de Gran Canaria, se acuerda de los borrones que tuvo la victoria contra la Ponferradina. «En las derrotas no todo es malo y en las victorias no todo es bueno, pero es mejor corregir después de ganar tres puntos».

El míster azulgrana siempre hace un esfuerzo por instalarse en el punto medio de las cosas, por frenar euforias y situar al equipo en su realidad. «Tenemos cosas que mejorar para ser un equipo competitivo. Si bajamos los brazos, perdemos la concentración y nos distraemos con otros avatares, tendremos problemas porque estamos cerca de arriba y también de abajo». Y no hay que olvidar que «ahora mismo todo el mundo necesita puntos para un objetivo u otro. Y está en juego el golaverage particular».

En clara progresión

La SD Huesca ha perdido dos partidos de los últimos dieciséis. También es verdad que ha empatado once de ellos. Por eso aquellas derrotas no fueron dolorosas en sí, sino tal vez porque el equipo no fue fiel a su esencia de máxima entrega. «El Córdoba y el Valladolid nos pueden ganar perfectamente. El asunto es que dimos la sensación de no estar del todo metidos en el partido, de que pudimos hacer más. En Las Palmas también podemos perder, claro que sí, pero si ocurriera habría que ver de qué forma».

La baja de Sastre es un problema para Onésimo, que valora la situación del siguiente modo: «Vamos a salir con un once competitivo igualmente, pero Lluis es un jugador importante para nosotros y preferimos tener a todos. Su ausencia nos resta competitividad».

Preguntado por la opción de que causara baja para dejar hueco a una nueva contratación procedente del 'mercado' de parados, Onésimo señaló que él es «entrenador» y para ese tipo de decisiones «hay gente que puede discernir. Yo entreno a los que me ponen. Hay gente cualificada a la que le podéis preguntar por eso».

Sí que es verdad que la ausencia del balear podría propiciar un cambio de estilo en el juego. «Se pueden abrir ciertas opciones, que están a nuestro alcance también dentro del propio partido».

Sobre las principales armas del rival de mañana, el preparador del conjunto oscense comentó que «tienen gente de mucha calidad, con mucho criterio con el balón. Han recibido muchos goles, pero se han reforzado. Tienen necesidad imperiosa de ganar y están en su campo, pero luego puede pasar de todo. Para nosotros sería un salto cuantitativo y cualitativo si fuéramos capaces de ganar en la isla», añadió el técnico.

Etiquetas