Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

JUICIO POR EL ATROPELLO DE LA DISCOTECA MANHATTAN

Trifulca de los familiares con el acusado al final del juicio

Uno de los asistentes intentó agredir a Víctor Gómez dentro de la sala y se encaró con él a la salida.

Momentos de tensión a la salida del juicio.
Trifulca de los familiares con el acusado al final del juicio
RAFAEL GOBANTES

La tensión, la emoción y la rabia acumulada durante los tres días del juicio por el atropello de la Manhattan, en los que las víctimas y sus familiares y amigos han tenido que escuchar testimonios, partes de lesiones, informes de autopsias... explotó casi al final de la última sesión con un altercado entre algunas personas del público presente en la sala de vistas y el acusado que no llegó a mayores por la intervención policial.

La trifulca se desató tras el alegato final del abogado de la defensa. En ese momento, dos mujeres de la familia de una de las víctimas se subieron al estrado e increparon al acusado recordándole que él estaba vivo "pero mi sobrino está muerto en una urna", gritó. De repente, otro joven que estaba sentado en uno de los bancos del público se abalanzó sobre el procesado e intentó agredirle. Los agentes de la Policía Nacional que estaban custodiando al detenido reaccionaron rápidamente y detuvieron el golpe.

El presidente de la sala, Santiago Serena, ordenó desalojar a las personas que habían causado el altercado. Además, avisó de que no iba a tolerar comportamientos violentos y aconsejó que si alguien no se veía capaz de aguantar en silencio y con tranquilidad el desarrollo del juicio -tal y como había ocurrido durante los tres días-, abandonara la sala.

Una vez calmados los ánimos, el juicio prosiguió. Antes de quedar visto para sentencia, el juez le dio la última palabra al acusado, que se levantó y dijo: "Quiero pedir perdón a las familias y a los amigos de las víctimas". Además, insistió otra vez en que nunca tuvo "intención" de que producir la tragedia que al final ocasionó.

Acabada la sesión, la Policía Nacional se llevó a toda prisa al acusado para evitar nuevos incidentes. Sin embargo, en la calle había familiares de las víctimas que le volvieron a increpar cuando le conducían al furgón policial. El joven que había sido desalojado de la sala intentó acercarse y fue apartado de nuevo por la Policía.

Etiquetas