Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

NAVIDAD 2010-11

Los cotillones ajustan sus precios y ofrecen por 40 euros barra libre y música hasta el amanecer

Las peñas oscenses reunirán a miles de personas en sus fiestas mientras los bares apuestan por aforos reducidos.

Dos jóvenes eligen gorros, dentro de la amplia gama de artículos que hay para los cotillones.
Los cotillones ajustan sus precios y ofrecen por 40 euros barra libre y música hasta el amanecer
J. BLASCO

La cuenta atrás ya ha empezado. Faltan dos días para la última noche del año y todo está a punto. Las peñas recreativas Alegría Laurentina, 10 d'agosto y La Parrilla organizan una vez más sus propias fiestas en las que esperan reunir a miles de personas. Sin embargo, los propietarios de bares han optado este año por la comodidad de sus clientes con propuestas de aforo reducido, para evitar las aglomeraciones. Los precios también se han ajustado, aunque no hay grandes diferencias con años anteriores, y se pueden encontrar fiestas por 40 euros.

Música, bolsas de cotillón y barra libre son los ingredientes básicos que ofrecen para comenzar la noche más larga de año. La música sonará a partir de las 0.30, tras las uvas y el tradicional brindis por los nuevos propósitos de 2011, y se apagará alrededor de las 7.00.

La peña de la Parrilla ha logrado vender todas las localidades en tiempo récord a un precio de 40 euros o 30 euros para los socios en el que se incluye la bolsa de cotillón, barra libre, servicio de guardarropía y recena (empanadas, canapés...). En tan solo diez días, 1.500 personas han adquirido su entrada, entre las que hay 300 socios. "En 2009, éramos 1.100 personas en la carpa y sobraba sitio, por lo que este año pusimos a la venta 1.500, y una vez que se vendieron, no quisimos poner más para estar más cómodos", explicó María Ferrer, presidenta de la peña. La fiesta de La Parrilla se celebrará un año más en la carpa, situada en la plaza de toros.

Los mismos precios tienen en la Peña 10 d'agosto, que harán su celebración en la sala polivalente del Palacio de Congresos, con seguridad reforzada, debido a la avalancha que se produjo el año pasado al recoger los abrigos.

"La venta se ha animado ahora, los primeros días estuvo un poco parada", explicó Antonio Cerezo, miembro de la junta directiva. Durante la noche, que será grabada, realizarán un sorteo de regalos, entre los que se encuentra una bici, o una tabla de snow o surf. Además, por la tarde también han preparado una fiesta con entrada libre para los más pequeños.

La peña Laurentina invita a su fiesta por 25 euros para los socios y 32 euros para quienes no lo son. "Siempre hemos tenido precios razonables, en relación con lo que ofrecemos. No se trata de lucrarnos sino de pasar una buena noche", relató María Pilar Elboj.

Por otro lado, en el bar Fama, han optado por no llenar el aforo de 150 personas y lo han dejado en 80 para evitar las aglomeraciones. "Es un cotillón más pensado en los clientes", comentó el dueño. El precio, de 28 euros, incluye ocho copas y la bolsa de cotillón con los clásicos artículos de gafas, gorro, silbato, collares, matasuegras, etc.

Pirotecnia

Quienes lo celebran en casa también quieren prepararse para la ocasión. Por ello, en la pirotecnia oscense también venden bolsas de cotillones a particulares. Otros quieren dar sus propias campanadas con artículos que también se venden en estos días, como son unas cajas de 25 fuegos artificiales de colores o las sorpresas japonesas, un cohete infantil que contiene regalos. "Las bolsas que más se llevan son las de 1, 50 euros", contó Gonzalo Hernández, gerente del local, aunque las más baratas tienen un precio de 80 céntimos. A pesar de la crisis, "las expectativas son buenas", aseguró, aunque aún no ha comenzado a vender artículos de pirotecnia porque se suelen adquirir a última hora.

Etiquetas