Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

EXPOSICIÓN

Arte moderno por el glaciar del Aneto

'El paisaje en la cabeza' de Albert Gusi, una muestra llena de propuestas creativas, invade el CDAN.

Avionetas realizadas con papel fotográfico.
Arte moderno por el glaciar del Aneto
RAFAEL GOBANTES

Tres vientos planchados; el 'Camp Nou' trasladado al pueblo más pequeño de Cataluña, Sant Jaume de Frontanyà; el arte de las hormigas atrapado en cristales de diapositiva; paisajes que dan nombre a artistas catalanes... O más cerca: ¿cuántas fotos pueden sacarse un día de julio a la Cola de Caballo de Ordesa? ¿Se atreve con los mandos de una Wii a disfrutar del paisaje de la Hoya o callejear por Huesca?

Todas estas propuestas, las cercanas y las lejanas, caben dentro del CDAN. Porque todas forman parte de la exposición 'El paisaje en la cabeza' del artista Albert Gusi, muestra que se inaugura esta tarde, a las 19.00, y que podrá visitarse hasta el próximo 6 de marzo en el centro museístico oscense. Se trata de una mirada "interesante que arranca de la propia experiencia en el lugar", aseguró Teresa Luesma, directora del museos durante la presentación. "Estudia, conoce y experimenta de una forma vital el lugar. El azar a veces también juega su papel y luego desarrolla una acción propia, de la naturaleza o colectiva", recalcó.

Así queda demostrado en los dos trabajos que el artista catalán que ha expuesto en la Bienal de Roma o el Centro de Arte Contemporáneo de Barcelona, ha preparado en Huesca. En la gran sala, los mandos de una Wii permiten al visitante recorrer la Hoya y las calles de Huesca. Son imágenes tomadas desde dos de los puntos más altos de la zona (la torre del homenaje de Loarre y la Catedral) y que a modo de videojuego permiten disfrutar, a vista de pájaro, de los encantos del territorio. La segunda propuesta está en un vídeo de 30 minutos en el que se recoge el ir y venir de gentes a la Cola de Caballo de Ordesa un sábado de julio. Cada vez que alguien dispara la cámara, sube el contador. "Es conocido y aún así, todos los turistas la fotografían", relató el artista.

Pelotas de playa a 3.000 metros

Pero la acción más espectacular será, si se consiguen todos los permisos, las cuatro pelotas de playa gigantesrodando por el glaciar del Aneto. Esperan poder realizarlo a partir de marzo. "¿Podremos subir? ¿Habrá nieve? ¿Se atasacarán?", relató el artista, quien hizo hincapié en que quiere "que hable el magestuosos glaciar antes de irse" y en que no se trata de convertirlo en una playa, sino de darle vida y fuerza. Serán montañeros y voluntarios quienes capten, si finalmente se realiza, esta acción. Pero en la exposición, además, se recogen otras intervenciones en el paisaje y performances colectivas que ha realizado en los últimos 10 años y que ha retratado con su cámara.

Etiquetas