Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

BALONMANO

La segunda mitad fue clave

El Obearagón consiguió una nueva victoria que forjó tras su paso por vestuario. Álex Álvarez, el más destacado con nueve tantos.

Álex Álvarez fue uno de los mejores jugadores del Obearagón ayer, anotando un total de nueve tantos en el partido.
La segunda mitad fue clave
RAFAEL GOBANTES

Costó, pero al final el Obearagón se sobrepuso a una primera parte normalita para barrer al Barakaldo en el segundo periodo. Álex Álvarez destacó en ataque como Rodrigo Salinas con lanzamientos imposibles de atrapar. Una victoria importante para encarar el siguiente partido de liga ante el filial del FC Barcelona, último choque antes del parón navideño.

Los primeros compases fueron igualados. Abrió el marcador el Barakaldo desde los 7 metros para acto seguido empatar el encuentro el conjunto oscense. Una exclusión de Bartolomé dejó en superioridad a los visitantes que mantuvieron una ventaja de dos tantos (3-5) durante ese tiempo. Acto seguido fue excluido Alberto Muñoz. No desperdició la oportunidad Obearagón que empató el encuentro a 5 en las manos de Ancizu. Pudo ponerse por delante, pero Rodrigo Salinas en una jugada en la que se marchaba solo estrellaba el balón en el poste derecho de Llamazares.

Álex Álvarez conseguía poner por primera vez por delante a los locales en el minuto 12 con un lanzamiento propio de él que subía el 7-6 al electrónico. Poco duró porque los de Txampi Rivero le dieron la vuelta al marcador gracias a un fallo en ataque que aprovecharon en un contraataque que finalizó en el octavo gol visitante.

El Obearagón estuvo muy acertado al frenar las contras, producto de su efectividad recuperando balones, los de Nolasco volvieron a comandar el marcador 10-9. Introdujo entonces los primeros cambios (además del cambio defensa ataque Álvarez-Esteban) en el club altoaragonés el entrenador local metiendo en pista a Sladic y a Ibai Cano. En un 7 metros a su favor, Peña protestó y fue excluido 2 minutos, pero el marcador no se movió para los aragoneses durante su superioridad. De nuevo, el Barakaldo se quedó con seis sobre la pista. Esta vez, la ocasión fue aprovechada y Sladic empataba a 12 el choque a falta de cuatro minutos para el descanso. Se durmió el Obearagón y se llegó al descanso 14-15.

Comenzó el segundo periodo con el Huesca acertado en ataque, logrando dar la vuelta al marcador 16-15 a los dos minutos de juego. El partido se volvió loco y en dos idénticas jugadas, primero Salinas y después Graus (ambos tras dos paradas de Julio Rodríguez) fallaban sendos goles que abrían marcado un camino. Aún así, los oscenses mantuvieron la ventaja de dos tantos en el electrónico durante gran parte los siguientes minutos. Mejoró la defensa, Rodríguez estaba acertadísimo y el ataque encontró la vía de acceso a la portería de Llamazares. La brecha empezó a abrirse y los altoaragoneses conseguían un 22 a 17 a favor con un parcial de 8-2 desde el descanso.

Los oscenses mantuvieron la concentración y ampliaron su colchón a seis tantos (24-18). El árbitro descalificó a Raúl Bartolomé con su tercera exclusión en el minuto 19 del segundo periodo. No pasó nada porque el Obearagón siguió enchufadísimo arriba, con un Álex Álvarez tocado por los ángeles (tanto es así que el equipo vasco optó por realizar una defensa individual al once oscense por parte de Oier). Al final, el Barakaldo se apagó del todo y el Obearagón sacó lo mejor de sí, acabando el partido con un contundente 35-26 a su favor.

Etiquetas