Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

TURISMO

Pyrenair reclama una sociedad promotora que impulse el aeropuerto de Huesca

El de Lérida gana la batalla de los pasajeros y cuenta también con más ayudas públicas de la Generalitat.

El convenio entre DGA y Pyrenair obliga a la compañía a promocionar el turismo de Aragón.
Pyrenair reclama una sociedad promotora que impulse el aeropuerto de Huesca
JAVIER BLASCO

El aeropuerto de Huesca es el único de España sin una sociedad de promoción que impulse su desarrollo y atraiga a más compañías. Lo denuncia Hugo Puigdefábregas, el presidente de Pyrenair -la única que opera en el campo de vuelo oscense-, quien cree que "es necesaria la implicación de las instituciones locales", entre las que cita al Ayuntamiento, la Diputación y sobre todo el Gobierno de Aragón, que sí forma parte de Sociedad Promotora del Aeropuerto de Zaragoza (a la que aporta 3,5 millones de euros al año) e incluso de la que ya se ha creado para impulsar el aeródromo turolense de Caudé, que ni siquiera está inaugurado.

Puigdefábregas afirma que "Huesca lleva ya tres años de ventaja en el mercado del esquí", por lo que no teme demasiado la competencia de Lérida. Sobre todo porque Pyrenair, por razones comerciales, se ha centrado en los destinos peninsulares. No obstante, también está convencido de que el objetivo de la Generalitat -y así se ha manifestado desde el Gobierno catalán- es posicionar Lérida "como aeropuerto de entrada al Pirineo". En este sentido, estima que "o nos damos prisa desde Aragón, o nos adelantará".

Aunque insiste en su apuesta por Huesca como aeropuerto base, tampoco olvida las ventajas de volar desde Lérida. Sin tasas y con el ahorro de costes del personal que, por ejemplo, transporta las maletas, asegura que desde el aeropuerto vecino se ahorra hasta 250.000 euros. Y todo eso es posible por la implicación de las instituciones.

Diferencia en las subvenciones

En cuanto a las ayudas públicas que reciben, el de Lérida-Alguaire parte con una clara ventaja ya que la Generalitat ha abonado este año 1,6 millones para que Vueling y Ryanair operen allí. Mientras, Pyrenair ha recibido en sus cuatro años de funcionamiento una media de 450.000 euros de subvenciones por parte del departamento de Turismo y del Instituto Aragonés de Fomento en concepto de promoción turística y empresarial. Una de las cláusulas del convenio compromete a la compañía a rotular el logotipo de Turismo de Aragón en un boing 757 de 200 plazas que vuela durante diez meses al año por diferentes destinos internacionales.

El presidente de la compañía Pyrenair defiende que la inversión que ha hecho el Gobierno de Aragón es "muy rentable" y argumenta que los 45.000 viajeros que esperan transportar en estos primeros cuatro años han generado 170.000 jornadas de esquí "y si hacemos caso a los estudios que dicen que cada euro gastado en un forfait genera 8 en el territorio, eso supone una repercusión económica de unos 50 millones de euros localizada en solo dos valles del Pirineo y en quince semanas al año". Por ello, no duda en afirmar que el modelo para impulsar el aeropuerto de Huesca es "mucho más sostenible" que el de Lérida.

La batalla de los pasajeros

Los aeropuertos de Huesca-Pirineos y Lérida-Alguaire pugnarán este invierno por ser el destino de referencia del turismo de nieve. De momento, el aeródromo catalán está ganando la batalla de los pasajeros ya que en sus 9 primeros meses Ryanair y Vueling han atraído a 53.000, por los 14.000 que llegaron la tempoarada pasada al oscense. Sin embargo, el impacto económico que genera Pyrenair en el Alto Aragón supera con creces a la de las otras dos aerolíneas que vuelan en la provincia vecina. Y eso que solo opera tres meses al año.

La prueba de ello es que, según los datos de la compañía altoaragonesa, el 85% de los pasajeros llegaron a Huesca desde Madrid, La Coruña, Palma de Mallorca y Valencia con una media de 3,8 pernoctaciones en el Pirineo y calculan que su estancia supuso un gasto medio por persona de más de 600 euros. El otro 15% salió del aeropuerto para disfrutar de una escapada turística en alguna de las cuatro ciudades españolas donde opera la compañía. Del total de viajeros, el 95% compraron paquetes turísticos (incluye billete, transporte, alojamiento, forfait...) mientras que el 5% restante solo usó el avión como medio de transporte, especialmente para ir a trabajar en Madrid.

Mientras, el departamento de Política Territorial de la Generalitat ha informado de que desde que operó el primer vuelo comercial el 5 de febrero, el 55% de los pasajeros del aeropuerto de Lérida han salido hacia otros destinos (Barcelona, París, Mallorca, Francfort, Milán, Ibiza y Menorca), mientras que el 45% restante (23.850) sí que fueron turistas que eligieron la provincia catalana para disfrutar de unas vacaciones.

No obstante, no hay que olvidar que la mayoría de los viajeros de Vueling y Ryanair no suelen adquirir paquetes vacacionales y de hecho eligen estas compañías de bajo coste (hay billetes por 16 euros ida y vuelta, mientras que Pyrenair ofrece vuelos a La Coruña por 109 euros el trayecto) para ahorrar al máximo en sus viajes, por lo que el beneficio que dejan en el sector turístico es menor.

Etiquetas