Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

HUMEDALES

Los carrizales de la Canal de Berdún, refugio de aguiluchos

El Reguero del Tomizar, en Martes, es la principal zona húmeda natural de la depresión jacetana. Allí, gracias a su densa y alta maraña de vegetación, crían las tres especies de esta ave, según el ornitólogo Francisco Ferrer .

Con el telón de fondo de las montañas pirenaicas, los carrizales de la Canal Berdún guardan el valor de lo testimonial, y gracias a su densa y alta maraña de vegetación -coronada por esos plumeros tan característicos- se convierten en el único conjunto de las zonas húmedas de Aragón donde crían las tres especies de aguiluchos ibéricos: el lagunero, el cenizo y el pálido.

Estos humedales se hallan dispersos por la gran depresión intramontana de La Jacetania, repartidos entre Bailo, Larués, Martes, Berdún y Santa Cilia de Jaca. Los principales carrizales de esta región están en el valle del río Aragón y son el Reguero de Bailo -también llamado Pauliella-, el del Llano Liscar, el gran carrizal de Cocorro o de La Isola -de difícil acceso la estar dentro de una finca privada-, el Reguero del Tomizar -que es el más importante de todos-, el de Cerzún, el de la Paúl de Artaso -cerca de la venta de Carlos-, el de la Subida a La Sarda -junto a la carretera N-240- y el de los Fosatos -en Santa Cilia de Jaca-. Antaño hubo más, pero con el tiempo han ido siendo roturados por la maquinaria agrícola y su superficie ha sido poco a poco usurpada por los campos de cultivo. Hoy, todos ellos forman parte de la Red Natura 2000 al ser parte de la Zona de Especial Protección para las Aves llamada 'Sotos y carrizales del río Aragón'.

Quien mejor conoce estos carrizales, pues lleva visitándolos y observándolos desde hace más de cuatro décadas, es el ornitólogo y poeta Francisco Ferrer Lerín. Él conoce bien sus aves y da constancia periódicamente de la historia de una merma cada vez más notable. "Suelen ocupar el fondo de barrancos con agua, y están delimitados por los campos agrícolas que año tras año les han ido acorralando y reduciendo en superficie. No obstante, en casi todos estos humdales siguen criando los aguiluchos", dice Ferrer Lerín. Poco, o prácticamente ya nada, queda de lo que fueron ciertos carrizales como el Llano Ibón -donde hubo una laguna- o la gran marcha verde que hubo en el Llano Liscar y que tuvo una anchura próxima a los 40 metros. En las últimas décadas la concentración parcelaria ha ido acabando con lo que fue un gran ecosistema prepirenaico. "Durante muchos años estos hábitats se conservaron porque se mantenían para el ganado mayor de bueyes, mulos y yeguas, que se metían dentro encontrando así frescor, agua y brotes tiernos de los que alimentarse", explica Francisco Ferrer.

Camino de Bagüés, antes de llegar al límite con Zaragoza y cerca de Martes, se encuentra el Reguero del Tomizar y una serie de pequeños barrancos afluentes, masa de carrizo con restos de chopera donde también hay juncos que utilizan ciertas aves para nidificar. Aquí se dan cita todos los años varias parejas de los tres aguiluchos presentes en Aragón: el lagunero -que busca la cobertura y protección del carrizal central-, el cenizo -que cría en el contacto con los campos de cereal- y el escaso aguilucho pálido -más propio de zonas de monte y de matorral alto-. El Tomizar es la única zona de Aragón donde coincide las tres especies.

Por otra parte, en estas zonas húmedas del valle del río Aragón también hay otras especies animales como el galápago europeo, el tritón palmeado, la rana verde, el sapo corredor, el sapo común, el buitrón, el carricero tordal, el escribano palustre? aunque al no haber agua suficiente, no se suelen ver en ellas garzas o anátidas. En muchas ocasiones, entre el carrizo, sobresalen arbolillos de sauces, cornejos, álamos y fresnos.

Pero Ferrer Leríntambién ha analizado la toponimia de estos lugares: "La palabra lisca es el nombre local que se le da a la planta del carrizo, de ahí la denominación del humedal como Llano Liscar. Pauliella quiere decir zona húmeda, y es un nombre entroncado con paludismo. Cerzún viene de cierzo, dada la orientación noroeste del sitio. Y Tomizar hace referencia a tomillar, pues en el monte circundante crece en abundancia el aromático tomizo o tomillo".

Etiquetas