Huesca
Suscríbete

Hospitalizado un niño de cuatro años al caerse de un tobogán cerca de Jaca

El suceso se produjo a primera hora de la tarde de ayer en el parador de la Peña Oroel, donde comía la familia del menor, que quedó inconsciente.

huesca. Un niño de cuatro años de edad resultó ayer herido al precipitarse desde lo alto de un tobogán ubicado en el parador de la Peña Oroel, en el término municipal de Jaca. A última hora de la tarde, el pequeño se encontraba en Urgencias del hospital Infantil de Zaragoza, adonde fue trasladado en helicóptero. Allí se le estaban realizando diferentes pruebas, por lo que fuentes del Gobierno de Aragón solo informaron respecto a su estado de que se encontraba "pendiente de evolución".

El accidente se produjo cuando el menor, cuya familia estaba comiendo en interior del restaurante situado en el punto desde el que se inicia la ascensión a pie del monte, se encaramó a la atracción infantil, de entre dos y tres metros de altura, y sufrió una caída que le hizo perder la consciencia. Al parecer, en ese momento se encontraba acompañado por una tía suya, y rápidamente los familiares dieron aviso a los responsables del establecimiento, que fueron los primeros en llamar al 112.

Poco después se personó en el lugar una patrulla de la Guardia Civil y una ambulancia con un médico, que práctico las primeras maniobras de reanimación al niño. No obstante, algunos testigos presenciales señalaron que las asistencias sanitarias tardaron "más de media hora en llegar", y fueron necesarias "dos o tres llamadas" de la familia hasta que acudieron.

Al parecer el pequeño, se encontraba "en estado de shock", aunque gracias a la acción del facultativo fue recuperando la consciencia. Para entonces, ya había llegado el helicóptero del 112, que lo trasladó al hospital Infantil de Zaragoza para que se le practicaran allí las pruebas necesarias.

Otro susto en una piscina

Precisamente, otro niño, de dos años de edad y originario de Guipúzcoa también tuvo que ser ingresado esta semana en la UCI del hospital Miguel Servet de la capital aragonesa tras caer a la piscina de un bloque de viviendas de Jaca, en la que estuvo a punto de morir ahogado. El suceso ocurrió el lunes, cuando el pequeño jugaba junto a su hermana en la zona comunitaria de la urbanización. Fueron varios vecinos quienes auxiliaron al menor, que tuvo que ser evacuado en helicóptero.


Etiquetas