Huesca
Suscríbete

LOGÍSTICA

Las empresas de Plhus reclaman un acceso directo hasta el casco urbano

Está pendiente la construcción de una carretera que comunicará la ciudad de Huesca con la plataforma logística y evitará que los trabajadores y el público utilicen la autovía.

Un camión circula por el bulevar central de Plhus delante del centro comercial que abrió ayer.
Las empresas de Plhus reclaman un acceso directo hasta el casco urbano
JAVIER BLASCO

La Plataforma Logística de Huesca, Plhus, cuenta desde ayer con una nueva empresa, la cuarta en instalarse en este recinto industrial situado a unos dos kilómetros de la capital oscense junto a la autovía de Zaragoza y que se inauguró en enero de 2009. Diecinueve meses después de su apertura, la plataforma solo está al 7% de su ocupación y las empresas que operan allí reclaman una carretera directa con el casco urbano y una mejor señalización en la A-21.

Los accesos y los letreros indicativos son el caballo de batalla de los pioneros de Plhus: una empresa de transportes, otra de instalaciones eléctricas y climatización, un centro comercial de la firma Decathlon y la recién llegada Bigmat Ochoa, dedicada a la venta y distribución de material de construcción. A finales de junio concluyó la construcción de una rotonda que amplía la entrada anterior, donde los camiones tenían dificultad para efectuar el giro. También se han colocado aquí algunos letreros indicativos.

Pero la asignatura pendiente sigue siendo la comunicación directa entre la ciudad y la plataforma logística. En estos momentos, para ir desde Huesca a Plhus hay que salir a la autovía y tomar el desvío que va hacia la pedanía de Cuarte y La Politécnica para, desde allí, cruzar la carretera mediante un paso superior y llegar a la rotonda de acceso. Los planes urbanísticos contemplan un vial que evitaría este recorrido.

El camino está marcado

El nuevo camino está ya trazado a partir de una de glorietas de la avenida de Martínez de Velasco y discurrirá paralelo a este bulevar y a la autovía hasta llegar al polígono. La empresa pública Suelo y Vivienda de Aragón (SVA), promotora de Plhus, ha marcado ya el trayecto de esta carretera y empezó a mover el terreno mientras se urbanizaba la Plataforma. Pero el vial no es transitable. Al parecer, el Ayuntamiento de Huesca se comprometió a que este año esa vía estaría asfaltada e iluminada, pero no se han hecho obras.

El terreno sobre el que se construirá al menos parte de la carretera se ha recalificado para la construcción de viviendas en la modificación del Plan General de Ordenación Urbana, pendiente de aprobación. Queda por determinar quién financia la obra. En el caso de que el vial quedase adscrito al desarrollo de la zona habría que esperar varios años a que estuviese terminado.

José Manuel Tomé, director del centro comercial Decathlon, apunta que esta carretera directa entre Plhus y Huesca "sería un gran avance porque son menos kilómetros y puede hacer en bicicleta o a pie". "A nosotros, en concreto, nos beneficiaría mucho porque la mayoría de nuestros 70 trabajadores son estudiantes y tienen que recurrir al coche para venir hasta aquí", añadió Tomé.

Este vial se presenta para Decathlon como la opción más asequible para favorecer la afluencia de público y empleados a Plhus fracasada la posibilidad de que el autobús urbano llegue a corto plazo hasta la Plataforma Logística. En opinión de Joaquín Barrabés, gerente de Bigmat Ochoa, una vez que entre en funcionamiento esta carretera "desaparecerán todas las distancias entre la ciudad y Plhus". En similares términos se expresa José Luis Lacostena, director técnico de la empresa de electricidad Edit, que añade que para llegar desde Plhus a Walqa, al otro lado de la autovía, hay que recorrer 4 kilómetros porque no existe comunicación entre ambos recintos, separados 500 metros.

El secretario de la Confederación Empresarial Oscense, Ceos, Salvador Cored, también incide en la necesidad de que mejore la comunicación de Plhus con Huesca y con la autovía. De hecho, los vehículos que van desde Jaca a Zaragoza no pueden acceder a la plataforma si no entran antes en el casco urbano. Ocurre lo mismo con los acceso desde Huesca norte. Cored reclama también una mejor señalización y José Manuel Tomé propone que en ambas direcciones de la autovía se coloquen, además de señales direccionales, carteles anunciado la existencia de la Plataforma y de las empresas ahí instaladas.

En todo caso, quienes llevan en Plhus varios meses aplauden la llegada de una nueva empresa aunque insisten en que la crisis está imprimiendo mayor lentitud al desarrollo del nuevo polígono. Cored insiste en que si SVA no puede bajar el precio de las parcelas y las naves debe alargar los plazos para la instalación de los empresarios que tienen suelo reservado. Antes de finales de año está previsto que el concesionario de Nissan abra sus puertas en las naves del bulevar de Plhus, donde solo está Edit y algunos letreros que hace meses anuncian nuevos comercios.

Etiquetas