Despliega el menú
Huesca

deportes

El Nástic tiene la palabra

El equipo catalán debe decidir si declara transferible a Roberto.

Roberto se saluda con el técnico Antonio Calderón.
El Nástic tiene la palabra
JAVIER BLASCO

La posibilidad de que Roberto recale en el Huesca la próxima temporada descansa, en un porcentaje importante, en la decisión que en los próximos días debe tomar el cuerpo técnico del Nástic sobre la continuidad del ariete madrileño, al que le resta un año de contrato. El conjunto catalán acaba de renovar al técnico Luis César, que desde que sustituyó a César Ferrando en el banquillo apenas dio minutos al delantero de Hortaleza. Eso puede jugar a favor de la operación.

A Roberto le seduce la opción de regresar al equipo en el que creció como futbolista y marcó doce goles en Segunda. El Huesca también vería con buenos ojos su regreso, según se desprende de diversas fuentes de la entidad. El obstáculo, como les avanzábamos ayer, es la posibilidad de que el Nástic apueste por que cumpla el año de compromiso que le resta.

El director deportivo del club tarraconense, José María Nogués, manifestó ayer a este periódico que "la primera decisión que hemos tomado es renovar al entrenador; la siguiente ha sido ver con qué jugadores de los que terminan contrato nos vamos a quedar; y en los próximos días veremos quiénes de los que tienen contrato en vigor podrían ser declarados transferibles".

Preguntado acerca de la posibilidad de que Roberto entrase en el capítulo de los descartados, Nogués señaló que "con Luis César no ha jugado mucho y eso es un hándicap. Ha tenido alguna lesión y no ha visto puerta. Pero insisto en que esto es una decisión que se tomará en próximas fechas". El responsable de la parcela deportiva añadió que "el Huesca no nos ha preguntado hasta la fecha por la situación del futbolista".

Roberto no ha tenido un buen año en el Nástic, como no lo ha tenido ninguno de sus compañeros en la delantera. El máximo goleador ha sido un media punta, Morán, con siete dianas. El ex internacional José Mari, que no va a continuar, ha hecho seis, y Rubén Navarro, sobre el que también hay dudas de si va a seguir o no, ha hecho cuatro, igual que Roberto.

Espera con calma

El delantero madrileño se muestra tranquilo. Agotar la temporada que le queda, si puede ser con mejores registros, y salir libre la próxima campaña es una opción que le satisface. Pero si surgiera la oportunidad de retornar al Huesca ya este próximo año, donde se siente un jugador querido en medio de un ambiente mucho menos frío que el de Tarragona, también la recogería con sumo agrado.

El club azulgrana tiene varios frentes abiertos y ha reactivado sus gestiones a raíz de certificarse la permanencia en Segunda División el pasado sábado en Vigo. El verano es largo y después de unos días de descanso, como recompensa tras la salvación, se empezarán a tomar decisiones relativas al próximo proyecto.

Etiquetas