Despliega el menú
Huesca

SD HUESCA

Calderón: "Yo nunca he dicho que me vaya a ir"

El técnico se marcha de vacaciones sin asegurar si seguirá el año que viene: "Lo que hay es de palabra. Hay que sentarse a hablar".

Calderón, antes de empezar el amistoso en Sena, cuya única novedad fue el esguince de ligamentos de Jorge Larrosa, pero no en la rodilla que le fue operada.
Calderón: "Yo nunca he dicho que me vaya a ir"
RAFAEL GOBANTES

El Huesca se marcha de vacaciones. Un mes de tregua y después, a volver a empezar. El último trámite fue un amistoso en Sena, plagado de juveniles y resuelto con un cero a cinco testimonial. Porque los focos miraban a Calderón, en busca de la confirmación de su continuidad al frente del banquillo. El míster gaditano dio a entender ayer que él quiere quedarse y que confía en la palabra del club, pero también dijo que todavía hay que tratar las condiciones de una renovación que no está sellada.

"Es verdad que mucha gente no sabe si firmé uno año o dos años. Aquí tengo todos los años que quiera mientras haya los dirigentes que hay, pero firmado realmente no está. Lo que pasa es que como somos gente de palabra no tiene por qué haber ningún problema", señaló Calderón.

El míster azulgrana no terminaba de deshojar la margarita del todo. No era enigmático pero tampoco concluyente. Da la impresión de que se guarda algo. "Yo nunca he dicho que me vaya a ir o que me quiera ir. Otra cosa es que salgan rumores como el de que me iba a marchar al Rayo, luego dijeron del Cádiz, justamente además cuando íbamos a jugar contra ellos". "Yo siempre he dicho que aquí estoy encantado de la vida", apostilló.

Al técnico andaluz se le preguntó por su disposición para cumplir el año que le queda parece ser que de palabra. Aquí ya fue más explícito. "Por mi parte hay predisposición. Yo siempre he estado muy a gusto en Huesca como ya sabéis", manifestó.

Llegados a este punto, a Calderón se le cuestionó si la pelota de la decisión final estaba entonces en el tejado de la directiva. "Llámalo como quieras, lo que está claro es que tendremos que decidir. Lo que hay es de palabra, entonces hay que sentarse y ver las condiciones; a lo mejor me dicen que me tengo que quedar por la mitad y yo digo que tiene que ser por el doble", señalo en un tono más informal.

El preparador azulgrana también habló en clave de futuro cuando deseó una campaña venidera sin tantos agobios. "Espero que la próxima temporada sea como mínimo como estas dos. No sufrir tanto sería lo idóneo, pero eso no es fácil. Es verdad que este año hemos hecho cosas mal y tendremos que intentar mejorarlas en todos los aspectos", reconoció abiertamente.

Sobre la renovación de Gilvan, Calderón admitió que "el club tiene que ir por delante en algunas cosas que no se hacen oficiales, pero que se van haciendo al margen porque es necesario".

La improvisada atención a los medios del míster y el percance de Larrosa -un esguince de ligamentos en la rodilla contraria a la operada- fue lo más reseñable de un amistoso que concluyó con cero a cinco tras los goles de Juanma, Valentino y Víctor Pérez, en tres ocasiones.

Onésimo dice no saber nada

Al hilo de la incertidumbre sobre la figura del técnico, Onésimo Sánchez, el entrenador que remató el trabajo de Manolo Villanova para lograr el ascenso a Segunda División, aparece en muchas quinielas cuando se especula sobre un posible sustituto de Calderón, en el caso de que el gaditano no prolongue finalmente su estancia en el banquillo oscense.

El pucelano vería con buenos ojos una propuesta del Huesca, aunque por respeto a su amigo Calderón "y por la prudencia que hay que tener en esta situaciones", el que fuera míster del Real Valladolid hasta la llegada de Javier Clemente prefirió no ahondar demasiado en la cuestión. "Tengo buena relación con la gente del Huesca, pero de momento no hay nada y no me gusta hablar de lo que no hay", manifestó Onésimo a este periódico.

Etiquetas